Publicado 01/09/2021 14:37CET

HM Nens, primer hospital no americano acreditado para tratar la parálisis braquial obstétrica

Exteriores HM Nens
Exteriores HM Nens - HM HOSPITALES

MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Hospital HM Nens de Barcelona se ha convertido en el primer centro del mundo no americano acreditado por la organización internacional Plexus Nexus para tratar la parálisis braquial obstétrica (PBO), una lesión en el nacimiento del plexo braquial.

Este reconocimiento le ha llegado desde Plexus Nexus, entidad que trabaja para educar, prevenir y tratar este problema, y supone la "consolidación" del hospital monográfico infantil de HM Hospitales en Barcelona como centro especializado en abordar patologías de alta complejidad.

"Estamos muy satisfechos de ser el primer hospital español y europeo en conseguir este reconocimiento. Para nosotros, es la confirmación de que estamos haciendo las cosas bien. Desde su llegada, HM Hospitales apostó por ofrecer al paciente de la sanidad privada catalana un valor añadido que es el abordaje de la medicina de alta complejidad, es decir, diagnosticar y tratar enfermedades que requieren de profesionales altamente especializados y estamos configurando equipos que atienden a las personas de manera integral y les proporcionan una solución a pesar de la alta complejidad", ha dicho el director médico de HM Nens, Javier Massaguer.

La PBO es una afectación que sufre el grupo de nervios situados alrededor del hombro en el momento del alumbramiento y que produce la parálisis del brazo del bebé. Se trata de un problema que padece uno de cada 1.000 recién nacidos, cuya gravedad depende de la localización nerviosa concreta dónde se produzca (son nervios que tienen su raíz en la médula espinal y de allí, se ramifican a cuello, axilas, brazo, mano y dedos) y del grado de daño que sufran.

Los síntomas que presenta esta lesión en el origen del plexo braquial son la falta de movimiento total o parcial, adormecimiento de la extremidad, agarre debilitado o que el brazo adopta una postura extraña doblándose hacia dentro o colgando de manera fláccida. A veces, no resultan fáciles de detectar, por lo que es "tan necesaria" la intervención de especialistas con una amplia experiencia y una elevada formación en este ámbito.

En este sentido, jefe del Servicio de Cirugía en Traumatología y Ortopedia Pediátrica del Hospital HM Nens, Francisco Soldado, ha formado un equipo multidisciplinar de profesionales expertos en el diagnóstico y tratamiento de esta patología.

"La mayoría de los bebés que sufren una lesión en el nacimiento del plexo braquial recuperan el movimiento y la sensibilidad del brazo con el tiempo y un tratamiento no muy invasivo, pero los casos más graves se tratan con una intervención quirúrgica compleja, cuyo objetivo es regenerar el nervio si no presenta una sección completa. La regeneración nerviosa tiene una velocidad de un milímetro por día, por lo que mientras ésta tiene lugar, a más distancia entre el músculo y el cuello, más tiempo tardará en reinervarse y volver a contraerse. Así pues, primero empezará a moverse el hombro, después el codo y finalmente la mano", ha detallado el doctor.

Contador