Publicado 17/11/2021 18:27CET

HM Hospitales instaura un programa de detección precoz del cáncer de pulmón orientado a reducir la mortalidad

Archivo - TAC Aquilion One.
Archivo - TAC Aquilion One. - HM HOSPITALES - Archivo

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los servicios de Neumología, Radiología y Oncología Médica del Grupo HM Hospitales han diseñado un protocolo de diagnóstico basado en TAC de baja dosis, que persigue la detección precoz en pacientes asintomáticos.
El programa nace con el propósito de aumentar los diagnósticos en estadios tempranos, cuando más efectividad tienen los tratamientos.

Según señalan, la puesta en marcha de programas similares a nivel nacional evitaría la muerte de casi 6.000 pacientes al año, ya que se reduciría la mortalidad en torno al 30%.

Según recuerdan desde el grupo, el diagnóstico temprano es fundamental para aumentar la supervivencia del cáncer de pulmón, que estadísticamente es el que mayor mortalidad produce. De ahí la puesta en marcha de este programa de detección precoz dirigido a pacientes asintomáticos con factores de riesgo para desarrollar esta enfermedad, con el objetivo de identificar aquellos con este proceso oncológico en un estadio inicial.

El cáncer de pulmón hoy en España es el responsable del 20% del total de los fallecimientos anuales por cáncer, siendo uno de los procesos oncológicos más frecuentes, tanto en hombres como en mujeres. Esta tasa de mortalidad se fundamenta en gran medida en que un alto porcentaje de pacientes se diagnostican en estadios avanzados, cuando la respuesta del tratamiento es menor.

"Solo hay dos caminos que han mostrado eficacia para disminuir la mortalidad por esta enfermedad: el abandono del tabaco y el diagnóstico precoz. En estadios avanzados la respuesta a los tratamientos es inferior. En estadios localizados, en los que el tumor no ha producido afectación a distancia, o infiltración de los ganglios, el tratamiento más eficaz es la cirugía, pero, actualmente, menos de uno de cada tres casos puede ser operado al diagnóstico", señala el doctor Máximo Gómez, coordinador de la Unidad de Neumología de los hospitales universitarios HM Montepríncipe, HM Puerta del Sur y HM Torrelodones.

El programa instaurado por el Grupo está orientado a pacientes con criterios de alto riesgo para desarrollar la enfermedad, que abarca a aquellas personas de más de 50 años que tengan un consumo acumulado de tabaco de más de 20 paquetes por año.

"El factor más relacionado es el tabaco. Un 85%-90% de los pacientes son o han sido fumadores. En cuanto a los exfumadores, deben reunir las características previas de edad y consumo acumulado, habiendo dejado el tabaco hace menos de 15 años. Se puede considerar la inclusión de pacientes en los que concurra algún otro factor favorecedor de la enfermedad como los antecedentes familiares o el contacto con tóxicos reconocidos", destaca la doctora Gema García Ledo, coordinadora de la Unidad de Pulmón del Centro Integral Oncológico Clara Campal HM CIOCC.

El programa ha sido diseñado de forma multidisciplinar por los servicios de Neumología, Radiología y Oncología Médica para que todos los pacientes del Grupo candidatos puedan acceder a él gracias al funcionamiento de todos los centros como una única red asistencial, aunque inicialmente HM Puerta del Sur centraliza la actividad.

El programa se fundamenta en dos herramientas principales, una revisión anual mediante TAC de baja dosis y seguimiento médico. Si se detecta algún hallazgo, se activa un circuito rápido de actuación multidisciplinar para llevar a cabo las técnicas diagnósticas adicionales o terapéuticas que procedan en cada caso. El propósito es el de llegar a un diagnóstico preciso e instauración del tratamiento más adecuado en el menor tiempo posible.

"En caso de que no se produzca ningún hallazgo, se realizará un nuevo TAC cada año, finalizando el seguimiento del paciente cuando esté presente alguna condición clínica que le impediría afrontar un tratamiento en caso de que fuera diagnosticado de esta enfermedad, o que se cumplan los 15 años del abandono del tabaco", señala el doctor Gómez.

El principal objetivo por el que se diseña este programa es el de conseguir la disminución de la mortalidad por cáncer de pulmón, gracias al diagnóstico temprano que permite este tipo de programas. Se ha demostrado que siguiendo programas de diagnóstico precoz protocolizados el 85% de los diagnósticos se realiza en estadio I, lo que conlleva una reducción de la mortalidad de entre el 20% y el 25%.

"La puesta en marcha de estos programas a nivel nacional evitaría la muerte de casi 6.000 pacientes al año. Estudios publicados reflejan que en el caso de las mujeres los datos son aún mejores, ya que en ellas la reducción de la mortalidad supera el 30%", indica el doctor Goméz, quien recalca que es "importante recordar que para que estos beneficios se produzcan, el paciente debe cumplimentar las sucesivas rondas de estudio planificadas".

Contador

Para leer más