HM Hospitales desarrolla la unidad de Ginecología para adolescentes

Actualizado 21/12/2016 13:46:23 CET
HM HOSPITALES

   MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El Hospital Universitario HM Torredolones ha puesto en marcha una unidad de Ginecología para niñas adolescentes de entre 10 y 18 años, con el objetivo de "ofrecer atención especializada y educación sexual en el marco de la promoción de hábitos saludables y detección precoz de problemas".

   La consulta está dirigida a las adolescentes que acuden a una primera revisión ginecológica o para aquellas que tengan algún problema concreto. Además, el equipo lo componen especialistas en Ginecología, Pediatría, Medicina Interna, Endocrinología, Dermatología, Neurología y Psicología Clínica.

"En esta etapa de las mujeres es recomendable asegurarse de que su desarrollo ginecológico es adecuado, de hecho en el momento en el que la mujer comienza a mantener relaciones sexuales, la asistencia a la revisiones de este tipo deberían ser anuales para hacer el cribado de patología cervical y para controlar la eficacia del tratamiento anticonceptivo si se utiliza", ha asegurado la responsable y miembro del equipo médico de Ginecología y Obstetricia (EGOM), Patricia Calvo González.

CONSULTAS MÁS FRECUENTES

   En esta edad las consultas más frecuentes son la amenorrea secundaria y oligomenorrea, que son alteraciones del ritmo menstrual, y amenorrea primaria, retraso en la aparición de la primera menstruación o menarquía.

   Además, también son comunes trastornos por el aumento de sangrado menstrual, dismenorrea, patologías infecciosas y dermatológica del tracto genital, tumoraciones ováricas, patologías mamarias, dudas sobre educación sexual y prevención del embarazo.

   "Cuando se está controlando o tratando a una paciente adolescente por alguna patología, la frecuencia en la asistencia va a venir dada por la necesidad de vigilar algún tratamiento prescrito o la evolución del proceso", ha comentado la especialista.

   Por otra parte, las dudas más frecuentes entre las adolescentes suelen ser la regularidad de sus periodos menstruales, el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios o hábitos alimenticios y peso corporal. "A estas se añaden otras relacionadas con la prevención de enfermedades de transmisión sexual y los anticonceptivos", ha comentado la experta.

Para leer más