Hipertensión de bata blanca, te contamos por qué debes darle importancia

Publicado 11/06/2019 8:15:35CET
Hipertensión de bata blanca, te contamos por qué debes darle importancia
GETTY IMAGES / YURI ARCURS - Archivo

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La hipertensión de bata blanca, un trastorno en la que las lecturas de presión arterial de un paciente son más altas cuando se toman en el consultorio del médico en comparación con otros entornos, se atribuyó originalmente a la ansiedad que los pacientes pueden experimentar durante las citas médicas. Pero en años posteriores la investigación ha sugerido que las lecturas elevadas podrían ser un signo de riesgo subyacente para futuros problemas de salud.

Para diagnosticar y controlar la presión arterial, las pautas recientes de hipertensión recomiendan encarecidamente el control de la presión arterial fuera del consultorio, como el control en el hogar y el control ambulatorio, que requiere que los pacientes usen un dispositivo portátil que registre las lecturas de la presión arterial durante 24 horas.

Sin embargo, los proveedores han tardado en adoptar esta práctica debido, en parte, al escepticismo sobre la utilidad de la detección de la hipertensión de bata blanca debido a los hallazgos inconsistentes de estudios anteriores, y la incertidumbre sobre su asociación con la enfermedad cardíaca y la muerte.

La presión arterial alta, o hipertensión, se define como una lectura superior de 130 o una inferior de 80 y, si no se trata, aumenta el riesgo de complicaciones graves, incluido el ataque cardíaco e ictus.

ESTUDIO CON MÁS DE 60.000 PACIENTES

Un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pensilvania (Penn Medicine), publicado en 'Annals of Internal Medicine', ha revelado que los pacientes con hipertensión de bata blanca no tratada no solo tienen un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, sino que tienen el doble de probabilidades de morir de enfermedad cardíaca que las personas con la presión arterial normal.

Los investigadores también encontraron que esto no sucedía en los pacientes con hipertensión de bata blanca que tomaban medicamentos para tratar su presión arterial alta.

"Los estudios sugieren que aproximadamente uno de cada cinco adultos puede tener hipertensión de bata blanca. Nuestros hallazgos subrayan la importancia de identificar a las personas con esta afección. Creemos que los individuos con hipertensión aislada en el consultorio que no toman medicamentos para la presión arterial deben ser vigilados de cerca para detectar la transición a la hipertensión sostenida o la presión arterial elevada tanto en el hogar como en el consultorio del médico", advierte la autora principal del estudio, Jordana B. Cohen, académica superior en el Centro de Epidemiología Clínica y Bioestadística .

Para identificar los riesgos cardiovasculares de la hipertensión de bata blanca, los investigadores realizaron un metaanálisis de 27 estudios, con más de 60.000 pacientes, que evaluaron los riesgos para la salud asociados con la enfermedad. Encontraron que los pacientes con hipertensión de bata blanca no tratada tenían un 36 por ciento más de riesgo de enfermedad cardíaca, un 33 por ciento mayor riesgo de muerte y 109 por ciento mayor riesgo de muerte por enfermedad cardíaca.

"Nuestros hallazgos respaldan la necesidad apremiante de un mayor control de la presión arterial fuera del consultorio, ya que es fundamental para el diagnóstico y el tratamiento de la hipertensión", asegura Cohen.

Los investigadores aconsejan a las personas con hipertensión de bata blanca no tratada que realicen modificaciones en el estilo de vida, como dejar de fumar, reducir su ingesta de alcohol y mejorar su régimen alimentario y de ejercicio. También a los médicos que no traten en exceso a las personas con hipertensión de bata blanca que ya está tomando medicamentos pues podría provocar presiones sanguíneas peligrosamente bajas fuera de la oficina y efectos secundarios innecesarios de los medicamentos.

Para leer más