Actualizado 20/05/2007 13:16:47 +00:00 CET

Hepatitis.-El Colegio de Médicos estudiará si abre un expediente disciplinario a Maeso cuando exista una sentencia firme

VALENCIA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Médicos de Valencia estudiará la posibilidad de abrir un expediente disciplinario al anestesista Juan Maeso, condenado por la Audiencia de Valencia a 1.933 años de cárcel y a pagar más de 20 millones de euros a los 275 afectados de hepatitis C, cuando exista una sentencia firme, puesto que se espera que varias partes implicadas en el procedimiento presenten recursos, según indicó hoy en declaraciones a Europa Press el presidente de la entidad, Vicente Alapont.

Al respecto, el presidente de la entidad explicó que cuando aparecieron los primeros casos de contagio de hepatitis y se señaló a Maeso como principal acusado, desde el Colegio de Médicos se le abrió un expediente informativo "antes de que se llevara el caso a los juzgados" para "investigar" y "esclarecer" lo ocurrido. Una vez llegó al juez, éste se paralizó.

En la actualidad, según puntualizó el facultativo, y cuando exista una sentencia "firme", se estudiará la posibilidad de proponer a la junta del Colegio de Médicos una condena determinada para el anestesista. Esta penalización, aseveró, "podría ir desde su absolución, hasta un día, un mes o incluso un año de inhabilitación profesional", recalcó. No obstante, no quiso aventurar "por el momento nada" hasta que no exista esa "sentencia firme". "Debemos ser prudentes", reiteró.

Alapont, que se mostró en todo momento "respetuoso" con la Justicia y "muy prudente", indicó, así mismo, que la condena a Maeso a 1.933 años de cárcel "no ha provocado una avalancha de dudas ni de llamadas" al Colegio, de hecho, subrayó, "no se ha recibido ninguna llamada ni ninguna carta al respecto".

Sin embargo, explicó que en el momento en el que se conocieron los primeros casos de hepatitis C en Valencia, hace casi 10 años, "la entidad recibió muchas llamadas en las que se planteaban diferentes dudas sobre el proceso y sobre otros temas relacionados con el anestesista", dijo.

En esos momentos, lamentó, "la imagen del médico se deterioró sustancialmente" y se extendió una "desconfianza" hacia este especialista por parte de los pacientes. Sin embargo, en la actualidad, la gente "es más consciente y está más informada, por lo que no ha vuelto a desconfiar ni de los médicos ni de su profesionalidad", algo que calificó de "importante".

Puntualizó que cuando se destapó este caso, el Colegio de Médicos "estaba muy reciente" por lo que "el hecho de recibir tantas llamadas desbordaba un poco la situación" pero ahora, dijo, "que ya tiene más experiencia y ofrece un mayor servicio a la población, no ha recibido ni tan siquiera una llamada o una carta sobre el tema".