Las guías de práctica clínica piden incorporar el uso de la telemedicina en el campo de la alergología

Publicado 24/01/2018 19:00:55CET

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACCAI, en sus siglas en inglés) aboga en la última actualización de sus guías de práctica clínica por incorporar la telemedicina en el manejo de los pacientes alérgicos, ya que puede ayudar para mejorar su monitorización y adaptar el tratamiento en cada paciente.

Así lo aseguran en un artículo publicado en su revista 'Annals of Allergy, Asthma and Immunology', confiando en que sus nuevas directrices animen a muchos profesionales a incorporar las nuevas tecnologías a su práctica asistencial.

"Los servicios de telemedicina están diseñados para brindar una atención de alta calidad, y permiten recopilar de forma precisa toda la información clínica necesaria durante una consulta", ha explicado
la alergóloga Tania Elliott, autora principal del artículo.

En ese sentido, recuerda que la telemedicina puede ampliar el acceso a la asistencia sanitaria, sobre todo si se tiene en cuenta un estudio de 2015 que reveló que hasta un 20 por ciento de los pacientes no acude a las consultas programadas.

Pero con las nuevas tecnologías, apunta Elliott, los pacientes pueden estar conectados con el médico evitando largos desplazamientos, sobre todo para quienes tienen más problemas para viajar. De hecho, según la Asociación Estadounidense de Telemedicina más de 15 millones de estadounidenses recibieron algún tipo de atención médica a distancia en 2015, y confían en que la cifra aumente hasta los 158,4 millones para el año 2020.

"Pero además de ampliar el acceso a la atención, la telemedicina puede disminuir los costes de la atención médica", ha añadido el alergólogo Jay Portnoy, expresidente de ACAAI y coautor de este posicionamiento.

Para ciertos tipos de consultas, como las destinadas al seguimiento de los pacientes o a explicarles cómo funciona el tratamiento prescrito, la telemedicina puede ahorrar tiempo y dinero.

"La ACAAI supervisará este panorama rápidamente cambiante para garantizar una atención de alta calidad al paciente. Los beneficios actuales y futuros de la telemedicina son prometedores y emocionantes para los alergólogos, los pacientes y los sistemas sanitarios", destacan.