Las guarderías pueden tener la culpa de la mayoría de sibilancias recurrentes de los bebés

Actualizado 12/05/2014 13:44:40 CET
Guardería
Foto: AYTO SANTANDER

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

   Las sibilancias son uno de los problemas más frecuentes de los niños durante sus primeros años de vida y motivo habitual de consulta y visitas a urgencias, y la principal causa de su aparición puede ser la asistencia a las guarderías, según ha reconocido el vicepresidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), Javier Pellegrini, durante el congreso de esta sociedad científica que se ha celebrado en Madrid.

   Los sibilantes o 'pitos' son como silbidos que se forman en los bronquios al pasar el aire y su recurrencia --considerando como tal tres o más episodios al año-- suele atribuirse a infecciones víricas, frecuentes en los lactantes y cuyo riesgo aumenta con la asistencia a las guarderías.

   El problema, reconoce Marcel Íbero, del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP),  es que la repetición de las mismas durante esa etapa puede condicionar la aparición de asma en torno a los 2 o 4 años de edad, "sobre todo si a esto le unimos otro tipo de alergias diagnosticadas como la del huevo, antecedentes familiares de asma o dermatitis atópica".

   Se calcula que más del 15 por ciento de los niños sufren sibilancias, y entre un 8 y un 12 por ciento de los que están en edad escolar tienen asma, según datos de la SEICAP.

   Además de la asistencia a guarderías, también pueden influir otros factores de riesgo como el hecho de haber pasado el primer resfriado durante los primeros tres meses de vida del bebé, lo que "aumenta las posibilidad de sufrir sibilantes de manera repetitiva", comenta Pellegrini.

   Los antecedentes familiares de asma, sobre todo por parte de la madre, también van a provocar mayor riesgo de estos síntomas en el lactante y el hecho de que la madre fume durante el embarazo puede influir. Y también se está estudiando la influencia de que la madre tome determinados medicamentos durante la gestación.

   Para detectar de manera precoz un caso de asma futuro, los pediatras alergólogos realizan un test predictivo en el que tienen en cuenta todos estos condicionantes y para prevenir su aparición en casos concretos disponen de tratamientos como la inmunoterapia específica.