Actualizado 25/02/2010 14:56 CET

Grupos de investigación se reúnen en Valencia para desarrollar alimentos funcionales con beneficios para la salud

VALENCIA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los miembros de los 17 grupos de investigación españoles implicados en el proyecto del programa nacional Consolider-Ingenio 2010 'Nuevos ingredientes de alimentos funcionales para mejorar la salud' (FUN-C-FOOD), cuya coordinación está a cargo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), se reunirán hoy y mañana en Valencia, según informó esta institución científica en un comunicado.

El objetivo del programa es la obtención y caracterización de ingredientes alimentarios bioactivos y su aplicación al desarrollo de alimentos funcionales, con el correspondiente análisis de los beneficios y riesgos que puedan tener en la salud humana. Se trata de la tercera reunión anual de los grupos de investigación que participan en el proyecto FUN-C-FOOD.

El encuetro estará presidido por la vicepresidenta de Ciencia y Tecnología del CSIC, Mª Carmen Peláez; el director general de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación, Manuel Lainez; el coordinador institucional del CSIC en la Comunitat Valenciana, José Pío Beltrán, y el investigador del CSIC, Francisco Tomás-Barberán, coordinador del proyecto.

La representación de la Generalitat y el CSIC en este acto "demuestra el interés de ambas instituciones por potenciar el estudio sobre alimentos funcionales, y en especial, en su relación con la salud humana". Asimismo estarán presentes en la reunión la directora de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), Ana Troncoso; y el secretario de la Federación de Industrias de Alimentos y Bebidas (FIAB), Federico Morais.

El proyecto cuenta con cerca de 200 investigadores pertenecientes a institutos de investigación del CSIC y a seis universidades españolas. Concretamente, en Valencia, participan el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos y la Universitat de València (UV), a través del grupo liderado por el profesor José Vicente Gil Ponce.

Otros centros del CSIC implicados en la iniciativa son el Instituto de Fermentaciones Industriales y el Instituto del Frío, ambos con sede en Madrid; y el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura, ubicado en Murcia. En cuanto a universidades, además de la UV, participan la Autónoma y la Complutense de Madrid, la de Salamanca, la de Murcia y la de Barcelona.

El proyecto FUN-C-FOOD prevé la integración de nuevas tecnologías de producción de ingredientes alimentarios para formulación de alimentos funcionales, su bio-análisis avanzado, que incluya tanto una exhaustiva caracterización química como funcional, la evaluación su biodisponibilidad y metabolismo, y el estudio de los beneficios y riesgos que pudan tener en la salud humana.

ACTIVIDADES DE INVESTIGACIÓN

El programa integra otras actividades de investigación que aprovechan las nuevas herramientas científicas y tecnologías avanzadas ('ómicas'), que permiten la obtención de información masiva, en el campo de la genómica, la proteómica, la metabolómica, y la nutrigenómina, entre otras, en lo que supondrá "la primera iniciativa en España que integra la ciencia de alimentos y las metodologías 'ómicas', con el fin de determinar la actividad biológica de los ingredientes y alimentos funcionales", subrayaron las mismas fuentes.

El proyecto cuenta con una dotación económica cercana a los siete millones de euros, para un periodo de cinco años, y está financiado en su mayor parte por el Ministerio de Ciencia e Innovación, mientras que el CSIC aporta un millón de euros, como entidad coordinadora. Hasta el momento, el proyecto ha dado lugar a numerosas publicaciones científicas y patentes, muchas de las cuales ya están licenciadas a empresas.