Actualizado 22/03/2010 12:02 CET

Gripe.- Experto reprocha a la OMS y la UE su gestión del virus H1N1, al convertirse en una 'pandemia mediática'

Pide al personal sanitario que deseche el 'mito' de que no se vacuna porque están más inmunizados al estar en contacto con los enfermos

SEVILLA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El epidemiólogo del servicio de Microbiología del Hospital de Basurto de Bilbao Ramón Cisterna, quien hoy participó en Sevilla en una ponencia sobre gripe A, enmarcada en el 36 Congreso de la Asociación de Neumólogos del Sur (Neumosur), reprochó la gestión que "algunos responsables políticos de la UE y la OMS" han llevado a cabo a la hora de advertir de los peligros del nuevo virus de H1N1 durante esta campaña vacunal, "ya que se ha dado pie a especular, por lo que evidentemente la transmisión de la información no ha sido buena".

En declaraciones a Europa Press, Cisterna lamentó que esta suerte de 'pandemia mediática' "provocó, en parte, que al final todo el mundo se cansase a la hora de oír hablar de la gripe A", una situación que ha llevado a "cierto relajamiento" de la población en cuanto a las medidas de prevención.

Por ello, se refirió a la "gran importancia" que tiene una "buena gestión de la información" ante este tipo de crisis sanitarias por parte de los responsables en la materia, ya que, según advirtió, "el comportamiento de la ciudadanía depende muchísimo de cómo se comportan los gestores".

"La principal lección que tenemos que aprender con esta pandemia es que hemos sido extremadamente afortunados, ya que al final no ha sido tan letal como se esperaba y pese a que el virus de la gripe A ha demostrado tener una doble personalidad muy distinta", prosiguió este experto, para quien la virulencia del H1N1 "ha sido muy leve en la gran mayoría de los casos, si bien cuando ha golpeado lo ha hecho muy duro y en poblaciones que no suelen ser objetivo de los virus gripales".

En este sentido, recordó que el H1N1 ha atacado con mayor virulencia a personas jóvenes, niños y embarazadas, "casos en los que el virus ha sido muy patógeno", enfatizó.

Por todo ello, consideró que, "aunque no hace falta intensificar la vigilancia del virus, si que debe de seguir y extenderse también a la sanidad animal, tal y como ya ha reconocido la propia OMS, entre otros motivos porque la pandemia no ha pasado y sigue circulando en otras partes del planeta".

PERSONAL SANITARIO

En cuanto al escaso seguimiento que ha tenido para una parte del personal sanitario la puesta de la vacuna también para protegerse como grupo de riesgo que ha sido, admitió que este fenómeno no es nuevo ni exclusivo para el caso de la gripe A, ya que "también ocurre para la gripe estacional".

Según explicó, este fenómeno se debe, en parte, "a que piensan que su contacto continuo con enfermos les hace pensar que se inmunizan constantemente, algo que es cuanto menos muy opinable", enjuició. Frente a ello, abogó por "incidir más en la educación dirigida al personal sanitario".

En su opinión, para las próximas campañas "hay que incidir en que la vacuna está indicada no sólo para los grupos de riesgo, sino también para los que quieran inmunizarse, puesto que las vacunas contra la gripe siempre han demostrado una gran eficacia y seguridad", zanjó.

DATOS SEMANALES GRIPE A

En cuanto a los datos de gripe correspondientes a la última semana de análisis de la Red española de Vigilancia Epidemiológica, consultados por Europa Press y que comprenden la semana del 7 al 13 de marzo, la tasa media estatal de incidencia se situó en 10,01 casos por 100.000 habitantes, muy por debajo del umbral epidémico.

En el caso andaluz, la tasa para dicha semana en de tan sólo 1.11 contagios por cada 100.000 personas, lo que supone que su presencia en la comunidad sea ya testimonial.

Fue en la semana 38 del 2009, la comprendida entre el 20 y el 26 de septiembre, cuando se inició la fase de ascenso de la onda pandémica en España, hasta que en la semana del 15 al 21 de noviembre --ocho semanas después--, se alcanzó el pico máximo de incidencia de gripe, con 372,70 contagios por cada 100.0000 habitantes.