Gripe.- Enfermeros piden la implantación del enfermero escolar en la Comunidad Valenciana para "contener" la enfermedad

Actualizado 14/09/2009 15:11:34 CET

VALENCIA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (Cecova) y los colegios de Enfermería de Valencia, Castellón y Alicante reclamaron hoy, con motivo del inicio del curso escolar, que "continúe el proceso de la implantación de la Enfermera Escolar en los centros educativos, sobre todo, si se tiene en cuenta que el comienzo de este curso 2009-2010 está caracterizado por la necesidad de contener la pandemia de la gripe A en la medida de lo posible".

Al respecto, la entidad alertó de que los centros educativos son "el escenario perfecto para que el virus de la gripe A circule a sus anchas y, por tanto, es imprescindible educar a toda la comunidad educativa al completo para tratar de contener, en la medida de lo posible la expansión del virus".

Además, hicieron notar que "el juego es algo habitual en la vida diaria de los niños, con el consiguiente e inevitable contacto físico y el intercambio de objetos y lugares de uso común que conlleva".

La enfermera María del Mar Ortiz, coordinadora del Grupo de Trabajo de "Enfermería en Salud Escolar" (ENSE) de Cecova, aseguró que "las enfermeras escolares son el profesional sanitario ideal para realizar la promoción de la salud en el ámbito escolar, y por tanto, promover medidas preventivas en torno a la gripe A para minimizar el riesgo de contagio y asegurar el tratamiento adecuado en caso de contagio".

En este sentido, anunció que las enfermeras escolares del Grupo ENSE han elaborado un programa de prevención de la gripe A que se aplicará de inmediato en todos los centros de Educación Infantil y Primaria donde están presentes gracias a los acuerdos que suscriben los ayuntamientos respectivos y algunos centros educativos privados con Cecova.

Tal es el caso de localidades como El Campello, Mutxamel, La Vila Joiosa o Polop de la Marina, en la provincia de Alicante; Gandia, Tavernes de la Valldigna y Carlet, en Valencia, o Benicàssim, en Castellón.

Este programa consta de sesiones informativas a realizar con asociaciones de madres y padres (AMPA), profesorado y alumnado, además de una serie de recomendaciones sanitarias dirigidas al personal de limpieza de los centros docentes y a los encargados de comedor y algunas medidas higiénicas tanto personales como del entorno ambiental que reducen la transmisión de la infección.

30% NIÑOS CON SOBREPESO

Por otra parte, el Cecova reiteró la "necesidad urgente" de implantar servicios de Enfermería Escolar en los colegios e institutos de la Comunidad Valenciana porque alrededor de 30% de los niños valencianos sufren sobrepeso debido a que la dieta mediterránea es rechazada por la mayoría, el 66% de los adolescentes de entre 14 y 18 años consumen bebidas alcohólicas, un 21,5% fuma a diario y la anorexia y bulimia se está detectando en menores de 11 y 12 años.

"Es necesario y urgente actuar sobre los estilos de vida desde la etapa escolar", advirtió el presidente del Cecova, José Antonio Ávila, que destacó "la importancia de prevenir durante las edades tempranas los casos de anorexia y bulimia en adolescentes, la obesidad infantil, las adicciones a las drogas, los trastornos mentales y los problemas cardiovasculares".

El responsable del colectivo también recordó que las enfermeras escolares, además de su papel asistencial, "desempeñarán un papel importante en el área formativa, sobre todo en materia de educación para la salud con el fin de paliar muchas enfermedades y problemas de salud que atacan especialmente a la población más joven, como la obesidad, la anorexia o bulimia, la prevención de drogodependencias o el alcoholismo".

Además de actuar con rapidez y eficacia en el caso de cualquier urgencia en el ámbito del colegio, las enfermeras escolares también son las encargadas de hacer un seguimiento de tratamientos a niños con enfermedades crónicas; administrar fármacos; dar apoyo emocional a alumnos, profesores y padres; planificar y supervisar las dietas, realizar exámenes de salud para la detección precoz de enfermedades o desarrollar programas de vacunación infantil, concluyó.