El Gregorio Marañón, el Niño Jesús y el Clínico participan en el desarrollo del primer fármaco para alergia al cacahuete

Publicado 19/07/2019 16:03:33CET
Foto de grupo del equipo de Alergología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.
Foto de grupo del equipo de Alergología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. - HOSPITAL GREGORIO MARAÑÓN - Archivo

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Gregorio Marañón, junto al Niño Jesús y el Clínico San Carlos, han participado en una investigación internacional para desarrollar el primer fármaco de inmunoterapia oral para tratar la alergia al cacahuete.

Según ha informado el primer hospital en un comunicado, es el "estudio multicéntrico internacional más importante hasta la fecha realizado con la participación de la Sección de Alergia Infantil del Marañón".

El jefe del servicio de alergología del hospital, José Manuel Zubeldia, ha sido el investigador principal de este ensayo clínico denominado 'PALISADE'. Sonsoles Infante, Alberto Álvarez-Perea, Victoria Fuentes, Lydia Zapatero y Paula Cabrera han sido otros colaboradores.

La alergia a este fruto seco produce reacciones graves como la anafilaxia y que perjudica más a los niños, adolescentes y adultos jóvenes. Por ello, más de la mitad de los 550 pacientes participantes, procedentes de hospitales de Estados Unidos y Europa, han sido menores entre 4 y 17 años con antecedentes de alergia a este fruto seco.

El tratamiento con el que se pretende las reacciones alérgicas graves que da lugar la ingesta de este alimento ha consistido en un proceso de desensibilización donde se ha administrado en dosis progresivas la proteína de cacahuete hasta lo que ha podido tolerar el paciente.

Los resultados de esta investigación han arrojado que hasta un 96 por ciento de los pacientes han podido tolerar cantidades equivalentes a un cacahuete lo que puede reducir el riesgo de presentar reacciones alérgicas por ingestas accidentales.

Según ha comentado la médico del Servicio de Alergología del Gregorio y colaboradora de este estudio, Cristina Morales, los resultados han sido "muy buenos" y ha aclarado que hasta un 80 por ciento de los niños entre 4 y 17 años han tolerado una dosis de 300 miligramos que equivale a un cacahuete y un 75 por ciento una dosis de 600 miligramos.

El trabajo se ha publicado en The New England Journal of Medicine y ha sido seleccionado como "uno de los mejores artículos del año pasado".