Publicado 23/01/2020 14:06:48CET

El Gobierno imponen restricciones a dos ciudades más en la provincia china de Hubei

23 January 2020, China, Hong Hong: Locals wear surgical mask and cross the street during lunch hour. Hong Kong is in high alert as the coronavirus outbreak killed 17 people in China so far, travellers are being cautious and many put on surgical mask as th
23 January 2020, China, Hong Hong: Locals wear surgical mask and cross the street during lunch hour. Hong Kong is in high alert as the coronavirus outbreak killed 17 people in China so far, travellers are being cautious and many put on surgical mask as th - Keith Tsuji/ZUMA Wire/dpa

   BEIJING, 23 Ene. (DPA/EP) -

   El Gobierno chino ha anunciado que se ha impuesto restricciones a dos ciudades más dentro de la provincia china de Hubei, como ya hiciera este miércoles con la ciudad de Wuhan para frenar la propagación del nuevo coronavirus (2019-nCoV).

   Así, según han informado se suspende el tráfico de pasajeros por carretera para el control de epidemia en las ciudades de Huanggang y Ezhou, que se han unido a Wuhan para cerrar estaciones de ferrocarril y suspender autobuses de larga distancia, según declaraciones en los sitios web de las ciudades.

   La ciudad más pequeña de Chibi ha informado ya de que el transporte público y las conexiones a otros lugares se suspenderían a partir de la medianoche (16.00 GMT).

   Las autoridades están tratando de evitar que el virus potencialmente mortal se propague aún más, ya que cientos de miles de personas planean viajar a casa para el fin de semana con el comienzo del Nuevo Año Chino.

   "El estado de ánimo es relativamente pesado. Estamos atrapados en Wuhan y no podemos irnos", ha señalado Zhang Lin, profesora de la Universidad de Wuhan, a DPA por teléfono. Zhang ha señalado que sus padres mayores habían venido a Wuhan desde una provincia diferente para ver a los médicos por sus afecciones crónicas, pero ahora no podían ir al hospital, ya que se consideran focos de infección.

   Zhang ha explicado que su familia se ha quedado hospedada en su residencia en el campus de la Universidad de Wuhan, y está tratando de disuadir a los padres mayores de ir al mercado a comprar por elk Año Nuevo Chino.

   Asimismo, sobre la situación en la ciudad, ha comentado que aún ve a muchas personas en la calle que no usan una máscara, a pesar de que el gobierno ordenó a todos usar máscaras en espacios públicos.

   Las autoridades de Wuhan instalaron esta semana termómetros infrarrojos en aeropuertos, estaciones de trenes y autobuses y dijeron que los vehículos de transporte público se desinfectaban a diario.