La gestión eficiente de la sanidad privada permite mejorar la sostenibilidad del SNS

Actualizado 07/10/2014 10:59:41 CET

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

La sanidad privada puede contribuir y mejorar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) pero, para ello, requiere una gestión eficiente de sus recursos, según ha defendido el director general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), Manuel Vilches, en el marco de unas jornadas de 'SymbioCare Platform' organizadas por Business Sweden, la Oficina Comercial y de Suecia y la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Durante un encuentro sobre 'Modelos innovadores para un sistema sanitario eficiente', este experto ha destacado los modelos de colaboración, innovación e investigación de la sanidad privada en España y cómo estos contribuyen a la sostenibilidad de la sanidad española.

Según ha explicado, en España existen 7 millones de asegurados que contribuyen a la descarga y ahorro del sistema público. "Por ejemplo, cuando un paciente usa exclusivamente el sistema privado ahorra 1.174 euros al año al sistema público. En cambio, si realiza un uso combinado de la sanidad (público y privado) el ahorro es de 569 euros", ha explicado el director general de IDIS.

Además, el sector privado colabora con el sistema público a través de conciertos, mutualidades y concesiones que permiten descargar las listas de espera y ofrecer servicios en aquellas zonas geográficas donde el sistema público no tiene infraestructura suficiente.

"Los costes de los Grupos Relacionados de Diagnóstico (GRD's) pueden llegar a ser hasta un 45 por ciento más baratos que en la sanidad pública", reconoce Vilches, lo que hace que un procedimiento en la mano o muñeca suponga un coste de 2.823 euros en la sanidad pública y en el sector privado se reduzca a 844 euros. Estos datos, asegura este experto, son los que demuestran "la eficacia de la gestión" de este sector.

Por otro lado, el aseguramiento sustitutivo es un buen ejemplo de eficiencia. Según datos de 2010, mientras que la prima de MUFACE era de 706 euros anuales por asegurad, el gasto sanitario público per cápita fue 1.187 euros, lo que "supone un ahorro de 481 euros para la Administración".

En línea con lo anterior, se ha puesto en relieve que es un sector que mejora la accesibilidad a la asistencia sanitaria, emplea a 234.000 profesionales y contribuye a la formación de profesionales a través de sus programas de pregrado y posgrado.

Según Vilches "este sector cuenta con 2.900 centros ambulatorios, 462 hospitales y 53.000 camas distribuidos en todo el territorio español, lo que facilita el acceso de la población a la asistencia sanitaria y, por ende, mejora la satisfacción de los pacientes".