Galicia.-Xunta niega que la quema de fármacos en SOGAMA provocase "efectos perniciosos" sobre trabajadores o medio ambiente

Actualizado 12/08/2009 18:07:06 CET

Reitera que la incineración fue "una prueba" para ver si la planta puede prestar el servicio de valorización energética a SIGRE

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras de la Xunta de Galicia, Agustín Hernández, aseguró hoy que la incineración de fármacos que se produjo la Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) a finales de julio es "una prueba" para ver si la planta dispone de las "condiciones técnicas" para prestar este servicio de valorización energética y negó que su realización provocase "efectos perniciosos" sobre los trabajadores o el medio ambiente.

"La valorización de residuos en la planta termoeléctrica se hizo de acuerdo con la normativa vigente", sentenció Hernández en una rueda de prensa celebrada en Santiago, en la que aseguró, además, que "no hay constancia de ningún problema ni afección" desde el punto de vista medio ambiental o de la salud.

El conselleiro explicó que se quemaron fármacos "asimilables" a los residuos sólidos urbanos procedentes de la planta que el Sistema Integral de Gestión de Residuos y Envases (SIGRE) tiene también en Cerceda porque "los peligrosos" se clasifican y separan previamente --en la propia planta de SIGRE-- y se envían a Sociedade Galega de Residuos Industriais S.A. (SOGARISA).

"Estamos hablando del 0,3 por ciento de los residuos que entran en Sogama", continuó y subrayó que, en el caso de que "por cuestiones técnicas", la sociedad pública no "continuar" con esta valorización, se "perderán" los 32 puestos de trabajo de la planta de SIGRE, cuyos gestores buscarán esta valorización energética "en otra planta de España".

INSPECCIÓN

En la línea se pronunció el presidente de SOGAMA, Luis Lamas, quien recordó que Inspección de Trabajo comprobó --a instancia suya-- el proceso y autorizó la incineración tras constatar la "ausencia de riesgos" para los trabajadores. "No hay ningún problema, con independencia del malestar de los trabajadores", dijo, si bien matizó que "el comité todavía no ha hablado".

Además, Lamas explicó que se ha generado "un equívoco" en torno a la incineración de medicamentos y subrayó que "lo que no se deberían quemar son los envases".

"En un bote de pastillas, se separa para reutilizar el envase y el tapón, son las pastillas las que tendrían que ir a SOGAMA", ejemplificó y reconoció que en la "prueba" sí se incineraron envases que se "habían colado" al separar los residuos en la planta de Sigre, "cuando no deberían ir".