Actualizado 03/01/2011 15:54 CET

Más del 98% de los gallegos tienen acceso a la historia clínica y la receta electrónicas

Farmacia
STVCR/FLICKR

Un total de 13 de los 14 hospitales del Sergas tienen también e-receta y el de Burela dispondrá de ella a partir del 25 de enero

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un total de 443 centros de salud --el 92 por ciento del total--, que cubren el 98,4 por ciento de la población gallega, disponen de acceso a la historia clínica electrónica y a la e-receta, según ha asegurado este lunes la directora general de Asistencia Sanitaria del Servicio Gallego de Salud (Sergas), María Nieves Domínguez González.

"Buscamos una mejor atención, más próxima y en el menor tiempo posible", ha sentenciado en una rueda de prensa celebrada en Santiago, donde garantizó que la Xunta trabaja para que el alcance "total" sea una realidad "en los próximos meses". Así, se prevé la incorporación "progresiva" del resto de centros en los que "no hay imposibilidades técnicas", tras realizar la formación de los profesionales en el nuevo sistema.

Según ha explicado, a día de hoy, el porcentaje de dispensación electrónica supera el 70 por ciento con 210.000 diarias. En total, se han dispensado ya más de 40 millones de recetas electrónicas. Estas cifras --ha destacado la directora general-- "son muy distintas" a las que se encontró el Gobierno de Feijóo en abril de 2009.

De este modo, Domínguez ha destacado que, al principio de la legislatura, tan sólo estaban incluidos en el proyecto de receta electrónica 26 centros de salud y el 7 por ciento de las farmacias, mientras que, en la actualidad son ya 1.358 oficinas de farmacia conectadas al sistema, "el 99,5 por ciento del total".

En lo que se refiere al uso de la receta electrónica en el ámbito de la Atención Especializada, de los 14 hospitales del Sergas, 13 ya disponen de e-receta, y "sólo queda pendiente" de su implantación el Hospital da Costa (Burela), que dispondrá de esta tecnología desde el próximo 25 de enero.

"VENTAJAS"

En su intervención, la directora general ha repasado las "ventajas" de la receta electrónica, que permite que el usuario no necesite acudir al centro de salud cada vez que tenga que solicitar nuevas recetas de los fármacos ya prescritos. Esto implica "importantes mejoras" en la calidad asistencial ya que "baja" el número de consultas para renovar recetas, con lo que el médico dispone "de más tiempo" para el diagnóstico y tratamiento.

Con este avance, las consultas administrativas --aquellas a las que los usuarios acuden para recoger recetas-- bajaron un 30 por ciento, lo que supone "1,5 millones de citas menos".

Por otra parte, el sistema supone "una mayor seguridad" en la prescripción, dispensación y uso de los medicamentos, ya que fomenta la comunicación entre médico y farmacéutico. De este modo, la información que recoge la historia farmacoterapéutica es "más completa". "Facilita una gestión más eficiente", ha incidido Domínguez.

Al tiempo, ha señalado que desde la última semana de 2010, los gallegos tienen acceso desde Internet a través del portal del Sergas ('www.sergas.es') a su historial farmacoterapéutico y a su plan de dispensación, así como al coste que supone. Con esta medida, la Administración sanitaria autonómica pretende facilitar a los gallegos una información "más accesible" sobre su tratamiento y "concienciarlos" sobre el coste de su tratamiento farmacológico.

Domínguez, que estuvo acompañada por el subdirector general de Sistemas e Tecnologías de Información, Benigno Rosón, ha asegurado que tanto la Consejería de Sanidad como el Sergas han realizado "una gran inversión" en su red de telecomunicaciones y plataforma tecnológica para asegurar el éxito de todos sus proyectos, incluido el de receta electrónica.