Galicia, "decepcionada" tras la reunión del CISNS, ofrecerá a 153 MIR de último año prestar asistencia en verano

El conselleiro de Sanidade, Antonio Gómez Caamaño, en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).
El conselleiro de Sanidade, Antonio Gómez Caamaño, en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS). - XUNTA
Actualizado: miércoles, 5 junio 2024 17:17

Sanidade estudia también recurrir a médicos desplazables y con segundas residencias la costa: "La continuidad asistencial en verano va a estar asegurada"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conselleiro gallego de Sanidade, Antonio Gómez Caamaño, ha mostrado su "decepción" e "indignación" con la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), en la que el Gobierno central "no ha aportado ninguna solución" a la falta de médicos y a las vacantes que se esperan durante el verano debido, principalmente, a las vacaciones del personal.

Además, Gómez Caamaño se ha reafirmado en la intención del Servizo Galego de Saúde (Sergas) de ofrecer a médicos internos residentes (MIR) que finalizan este año su formación, 127 de familia y otros 26 pediatras --153 en total--, que cubran ausencias en centros de salud y en urgencias de manera voluntaria, supervisada y remunerada.

En este sentido, el conselleiro se ha quejado de que no se podrán contratar directamtne porque el Ministerio no ha aceptado --"porque considera que es saltarse la ley", ha dicho Gómez Caamaño-- la propuesta de adelantar el final de su formación previsto para septiembre. Y es que, a diferencia de otros cursos, esta promoción no terminará en mayo porque fue la que empezó en 2020, año de la pandemia.

Tras finalizar la reunión del CISNS, el conselleiro de Sanidade ha comparecido junto al gerente del Sergas, José Ramón Parada, y la directora xeral de Recursos Humanos, Mar Pousa, y ha criticado que la ministra, Mónica García, se haya "enrocado en planes que no aportan nada".

Gómez Caamaño ha insistido en que el Estado es "la fábrica de profesionales sanitarios", en referencia a la habilitación de plazas MIR, mientras que las comunidades autónomas se encargan de la "gestión" de los servicios de salud.

En total, según cifras que ha aportado en su comparecencia una vez concluido el CISNS, las comunidades gobernadas por el PP suman 2.370 "vacantes puras" en Medicina de Familia. En Galicia, son 141 vacantes puras a las que se suman otras 102 ausencias.

ASISTENCIA "VOLUNTARIA" DE LOS MIR

Más allá de las críticas, el titular de Sanidade ha saludado la intención del ministerio de emitir "una carta o instrucción" sobre la posibilidad de que los residentes puedan, "voluntariamente, bajo supervisión y de manera retribuida", puedan trabajar como adjuntos.

Esto es algo que ya se hizo el año pasado en algunas zonas de Galicia y una de las soluciones que avanzaba hace una semana el conselleiro para este año. En total, según cifras que ha aportado en su comparecencia tras el CISNS, hay en España un total de 2.224 MIR de Medicina de Familia que acaban en septiembre, 153 de ellos en la Comunidad gallega.

Al respecto, la directora xeral de Recursos Humanos ha confirmado que están "trabajando en un programa conjunto" con las áreas sanitarias y que está en fase de alegaciones.

MÉDICOS ITINERANTES Y CON SEGUNDAS RESIDENCIAS

Aparte de recurrir a los MIR, la Consellería de Sanidade baraja otras medidas, como por ejemplo contar con grupos de médicos itinerantes, es decir, que puedan desplazarse a zonas donde se produzcan ausencias y tensiones durante la época estival.

También estudia la Xunta la posibilidad de que aquellos sanitarios que tengan una segunda residencia en zonas de costa, que en verano tengan una mayor demanda asistencial, puedan elegir trabajar allí temporalmente.

"La continuidad asistencial en verano va a estar asegurada, va a estar todo el sistema implicado", ha subrayado Gómez Caamaño, quien seguidamente ha garantizado que todas las medidas que están ahora encima de la mesa son "siempre voluntarias" y con incentivos, tanto de tipo económico como de carrera profesional.

El conselleiro ha lamentado que el Ministerio de Sanidad "se mantiene en su posición" y elige no aportar "ninguna solución". "Es llamativo que nos exija a las comunidades autónomas la planificación del verano. Y es paradójico, porque en Ceuta y Melilla, donde el responsable es el Ministerio, no tiene los planes para el verano", ha apostillado.

Por eso, Gómez Caamaño ha insistido en el listado de reclamaciones al Gobierno central que siguen latentes, como mejorar el sistema de elección de plazas MIR para evitar vacantes, así como flexibilizar los criterios de los centros de salud para poder acoger médicos en formación.

A estas peticiones ha sumado que se agilice el proceso de homologación de títulos extranjeros; que se eleve la edad de jubilación de los facultativos hasta los 72 años; que se elimine la tasa de reposición, "por lo menos en especialidades con déficit de profesionales"; y que se apruebe el real decreto para crear la especialidad de Medicina de Urgencias.

Contador