Publicado 23/10/2020 11:18CET

La Fundación Síndrome de Dravet reclama el reconocimiento de la especialidad de Neurología Pediátrica

Síndrome de Dravet
Síndrome de Dravet - FUNDACIÓN SÍNDROME DE DRAVET - Archivo

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Síndrome de Dravet ha reclamado formalmente al Ministerio de Sanidad la creación y reconocimiento de la especialidad de Neurología Pediátrica, a través de la consulta pública al proyecto de real decreto por el que se regula la formación transversal en las especialidades en ciencias de la salud, las áreas de capacitación específica y el procedimiento de creación de títulos de especialista en ciencias de la salud.

Dicho decreto regulará la futura creación de un Área de Capacitación Específica (ACE) en neuropediatría, la cual está apoyada por la Asociación Española de Pediatría (AEP) y la Sociedad Española de Neurología Pediátrica (SENEP).

En la actualidad, la especialidad de Pediatría aborda cualquier patología del niño y adolescente, a diferencia de lo que ocurre en el paciente adulto, para el que existen distintas especialidades médicas tratando patologías concretas. Sin embargo, en la práctica habitual, se han ido desarrollando poco a poco y de forma natural las distintas subespecialidades pediátricas.

A nivel mundial, la organización ha recordado que países como Estados Unidos y Canadá ya reconocen la Neuropediatría de manera oficial desde hace 80 años. Asimismo, todos los países que conforman la Unión Europea, salvo tres excepciones entre las que se encuentra España, tienen actualmente reconocida la neuropediatría como una especialidad independiente.

"La situación hasta el momento en España es que los médicos especialistas en pediatría se forman vía MIR, pero toda especialización posterior no está oficialmente reconocida por el Ministerio de Sanidad ni el Ministerio de Educación y Formación Profesional, siendo el propio pediatra quien, bajo la tutela de neuropediatras socios de la SENEP y en Unidades acreditadas para impartir formación por la propia SENEP, se forma por voluntad propia durante un periodo de uno a dos años", han dicho desde la fundación.

De hecho, en la mayoría de los casos son los propios pediatras en formación los que se autofinancian la subespecialización. Contrasta con esta situación el hecho de que en todas las Comunidades Autónomas españolas existen Unidades de Neuropediatría donde se atiende a niños con esta patología.

Es más, existen Centros, Servicios y Unidades de Referencia (CSUR) nacionales, creados por el propio Ministerio de Sanidad, que atienden de forma específica la patología neuropediátrica. A juicio de la organización, la falta de la subespecialidad oficial en Neuropediatría implica, entre otras cosas, que cualquier pediatra sin el conocimiento específico requerido pueda tratar neuropatologías en niños y adolescentes, con los inconvenientes que esto supone tanto para los especialistas como para los pacientes y sus familias.

"Esta patología, así como otras encefalopatías epilépticas del desarrollo, debuta en los primeros meses de vida, por lo que es extremadamente importante un correcto manejo de la enfermedad con el fin de evitar un diagnóstico erróneo o tardío e incluso tratamientos que puedan ser contraproducentes e impacten de manera negativa en el paciente", ha destacado el presidente de la Fundación Síndrome de Dravet, José Ángel Aibar.

Por ello, han subrayado al departamento que dirige Salvador Illa la "urgente necesidad" de crear la especialidad de Neurología Pediátrica, que permitirá "indudablemente" un mejor abordaje de los pacientes con enfermedades neurológicas en edad pediátrica.

"Esperamos, por tanto, se realice la modificación necesaria de la normativa que regula la formación y especialización de las distintas especialidades en España, para evitar que, en el futuro, ningún niño de nuestro país con problemas neurológicos graves sea atendido por un médico no experto en esta patología", ha zanjado Aibar.