La Fundación Querer e Iberdrola unen fuerzas en la campaña 'Infierno' de visibilización de la epilepsia infantil

Actualizado 22/11/2017 14:03:32 CET
Nota De Prensa/ La Fundación Querer, En Colaboración Con Iberdrola, Presenta La
IBERDROLA

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Querer, en colaboración con Iberdrola, ha presentado la campaña 'Infierno' destinada a concienciar sobre la epilepsia infantil, enfermedad que afecta a unas 40.000 personas en España.

Con motivo de la celebración del Mes Internacional de la Epilepsia, la Fundación ha presentado un vídeo, protagonizado por el presentador de informativos Pedro Piqueras, que bajo el lema 'La epilepsia infantil no es culpa de nadie. Pero es responsabilidad de todos', busca acabar con el estigma que sufren estos niños.

"Uno de nuestros objetivos es la concienciación social sobre estas enfermedades raras neurológicas, como es el caso de la epilepsia infantil, dándoles la divulgación necesaria", ha señalado la coordinadora neuro-científica de la Fundación Querer y directora del servicio de pediatría Hospital Vithas Nisa Pardo de Aravaca, María Jesús Pascual.

Hoy en día hasta un 75 por ciento de los pacientes con epilepsias se pueden controlar mediante fármacos, pero el 25 por ciento restante sufre epilepsias farmacorresistentes, es decir que no se pueden controlar con fármacos, lo puede deteriorar el desarrollo cognitivo del niño, dejando secuelas durísimas, entre ellos síndromes neurodegenerativos.

"Queremos hacer especial hincapié en los niños que no responden al tratamiento, es muy importante que todos conozcamos la epilepsia y que sepamos reaccionar con naturalidad ante ella. Nuestro apoyo es fundamental para que estos niños puedan desarrollarse correctamente tanto en el plano académico como en el plano social", ha destacado la adjunta del Servicio Neurología Infantil del Hospital la Paz, especialista en epilepsia y neuróloga del Hospital Vithas Nisa Pardo de Aravaca, Pilar Tirado.

El diagnóstico de esta enfermedad se basa en el cuadro clínico, pero suele requerir de la realización de un electroencefalograma (EEG) prueba que, sin embargo, no es definitiva. Solo el 50 por ciento de los casos se evidencian en el EEG. En caso de resultado negativo y si continúa la sospecha de epilepsia, se realizan estudios más prolongados, que van desde las 24 horas a los 3 días, según ha explicado la adjunta del Servicio de Neurofisiología del Hospital La Paz y Clínica Ruber, Milagros Merino.

"Es importante que el especialista tenga especial sensibilidad, ya que el diagnóstico debe ser individualizado y no solo basado en la EEG. Debido a ello, en ocasiones se pone un tratamiento sin necesidad, ya que los estudios eléctricos no siempre coinciden con la clínica. Para ello es esencial que exista una buena colaboración entre los distintos especialistas para que esto no ocurra", ha señalado la doctora Merino.

Por su parte, el directo creativo de la campaña, Manuel Cavanilles, ha destacado que "lo que más me llamo la atención del proyecto, es darme cuenta de la realidad de los niños con epilepsia, que, en numerosas ocasiones, sufren aislamiento e incomprensión en el colegio. De ahí surgió la idea del video, del infierno por el que estos niños tienen".

En la misma línea, el director de Comunicación y RSC de Iberdrola, Igancio Cuenca, ha agradecido a la Fundación haber contado con Iberdrola para esta campaña, ya que "es un honor poder colaborar para que ninguno de estos niños se sienta acosado y que sus familias puedan estar tranquilas".

Pilar Tirado ha finalizado el acto recordando la importancia de asistir adecuadamente a los niños en caso de crisis epilépticas, administrándoles la llamada 'medicación de rescate' y acudiendo al especialista. Además, en caso de colvulsiones "es importante no intentar abrirles la boca, ni meterles un pañuelo para que no se muerdan la lengua. Lo único que debemos hacer es colocar la cabeza de lado para evitar que puedan ahogarse".