Publicado 15/02/2022 12:21

La Fundación Juegaterapia lanza la campaña 'Bye Bye Quimio' para celebrar el último de tratamiento

La Fundación Juegaterapia lanza la campaña 'Bye Bye Quimio' para celebrar el último de tratamiento
La Fundación Juegaterapia lanza la campaña 'Bye Bye Quimio' para celebrar el último de tratamiento - FUNDACIÓN JUEGATERAPIA

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Juegaterapia ha presentado en el Día Internacional del Cáncer Infantil, que se celebra este martes 15 de febrero, su campaña 'Bye Bye Quimio', un motivo de celebración ya que el último día de quimioterapia supone un gran paso en los largos tratamientos oncológicos.

Con esta campaña la Fundación homenajea y quiere dar un mensaje positivo, de fuerza y esperanza a todos los niños enfermos de cáncer y a sus familias. Niños que están pasando por un tratamiento oncológico, como Alma, Samantha, Javi, Rubén y Julia, son los protagonistas de esta nueva campaña, que la Fundación pone en marcha cada año en esta misma fecha.

Según el doctor Luis Madero, jefe de Servicio de Oncohematología del Hospital Infantil Niño Jesús y del Hospital Universitario Quirón Pozuelo, ha apuntado que una vez que finalizan los tratamientos del cáncer infantil, a menudo las familias y los niños recobran la esperanza.

"La esperanza y la alegría de superar al cáncer se hacen especialmente patentes en ese momento. Hay algunos científicos que estudian si esta situación tan optimista y una actitud positiva, que se alcanza tras finalizar la quimioterapia, puede repercutir para superar el cáncer", ha comentado.

"Para mí terminar la quimio fue una satisfacción... Sabiendo que empezaba una nueva etapa. Con mucha ilusión y con ganas de comerte el mundo. Y que el mundo no te coma a ti", ha añadido Marga de Luna, mamá de Mario, niño que ha pasado por tratamiento oncológico.

En muchos países cuando se toca una campana en un hospital significa que un niño está diciendo adiós a la quimio. Según la presidenta de la Fundación Juegaterapia, Mónica Esteban, "estos se convierten en sonidos de felicidad para la familia que termina el ciclo y de esperanza para la familia que empieza el tratamiento".

"Pero sobre todo es un canto a la libertad, es un niño que poco a poco recupera su vida, libre del cable que le unía a la quimio", ha agregado al respecto.

Para leer más