Francia.- Los médicos desconectan esta semana a Vincent Lambert, tetrapléjico en estado vegetativo desde hace una década

Publicado 20/05/2019 16:38:33CET

MADRID, 20 May. (Reuters/EP) -

Los médicos que tratan al tetrapléjico francés de 42 años, Vincent Lambert, que lleva en estado vegetativo durante más de una década, van a desconectarle esta semana de las máquinas que le suministran alimentos y agua, lo que hará que finalmente fallezca.

Lambert, que ejercía la Enfermería, ha estado completamente paralizado desde que sufrió un accidente en moto en el año 2008. Actualmente apenas tiene conciencia, pero puede respirar sin necesidad de ayuda externa y, en ocasiones, es capaz de mover los ojos.

La eutanasia es ilegal en Francia, pero en 2016 se aprobó una normativa que otorga a los pacientes con enfermedad terminal el derecho a que los médicos los sometan a una sedación profunda continua (CDS) hasta su muerte. La ley establece una distinción entre la eutanasia y el CDS, lo que convierte a Francia en el primer país en legislar de esta manera.

Sin embargo, la eutanasia está permitida en varias formas en los Países Bajos, Bélgica, Colombia, Luxemburgo y Canadá, mientras que el suicidio asistido, que involucra a un médico que ayuda a un paciente a terminar con sus propias vidas, está permitido en varios estados de Estados Unidos.

El caso de Lambert ha provocado un debate en Francia ya que los padres han pedido en múltiples ocasiones que le mantengan vivo, si bien su mujer y varios de sus hermanos han apoyado poner fin a sus cuidados y, por ende, dejarle morir. De hecho, los padres llegaron a solicitar al presidente francés Emmanuel Macron que interviniera en el asunto para mantener vivo a Lambert.

En 2015, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que los médicos franceses podían retirar a Lambert del soporte vital, pero la decisión no fue llevada a cabo por los médicos. Ante esta situación, los padres lanzaron varias apelaciones legales para tratar de bloquear la sedación de su hijo, incluso ante el Comité de los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas, que ha pedido a Francia que se retrase mientras investiga más.

"Todas las vías legales seguidas por los padres de Vincent Lambert han llegado a su fin y, en este punto, todos los organismos legales, ya sean nacionales o europeos, confirman el hecho de que el equipo médico tiene derecho a interrumpir la atención", ha dicho la ministra de salud de Francia, Agnes Buzyn.