Francia.- La justicia francesa obliga a reanudar el soporte vital a Vincent Lambert

Publicado 21/05/2019 12:39:52CET

MADRID, 21 May. (Reuters/EP) -

La justicia francesa ha obligado a los médicos a reanudar el suministro de alimentos y agua a Vincent Lambert, un tetrapléjico francés de 42 años que lleva en estado vegetativo durante más de una década. Esta decisión se produce 12 horas después de que los médicos le desconectaran de las máquinas que le permitían seguir con vida, a pesar de la opinión en contra de sus padres.

"La alimentación y la hidratación de Vincent deben reiniciarse sin demora. Es una gran victoria, pero solo la primera", declaró Jean Paillot, un abogado de los padres de Lambert que ha realizado varias peticiones legales para mantenerle con vida.

De hecho, los padres han llegado a apelar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos y al presidente francés, Emmanuel Macron, quien, en un comunicado publicado en Facebook señaló que la decisión de desconectar o no a Lambert no le correspondía y recordó que todos los médicos han asegurado que su condición es irreversible.

Lambert, que ejercía la Enfermería, ha estado completamente paralizado desde que sufrió un accidente en moto en el año 2008. Actualmente apenas tiene conciencia, pero puede respirar sin necesidad de ayuda externa y, en ocasiones, es capaz de mover los ojos.

Tanto su mujer como varios hermanos están a favor de retirarle el soporte vital, si bien tanto sus padres como otros familiares han solicitado en varias ocasiones que le mantengan vivo. Ahora, el Tribunal de Apelación de París ha dictaminado que los médicos deben respetar una solicitud realizada el pasado 3 de mayo por el Comité de los Derechos de las Personas con Discapacidad del Gobierno de los Estados Unidos ante el gobierno francés para evitar la eutanasia de Lambert mientras se examina su caso.

La eutanasia es ilegal en Francia, pero en 2016 se aprobó una normativa que otorga a los pacientes con enfermedad terminal el derecho a que los médicos los sometan a una sedación profunda continua (CDS) hasta su muerte. La ley establece una distinción entre la eutanasia y el CDS, lo que convierte a Francia en el primer país en legislar de esta manera.

Sin embargo, la eutanasia está permitida en varias formas en los Países Bajos, Bélgica, Colombia, Luxemburgo y Canadá, mientras que el suicidio asistido, que involucra a un médico que ayuda a un paciente a terminar con sus propias vidas, está permitido en varios estados de Estados Unidos.