Publicado 24/02/2020 14:00CET

La formación de los sanitarios en tratamientos para el dolor crónico, "clave" para los pacientes

Hombre tomando un tratamiento. Pastillas.
Hombre tomando un tratamiento. Pastillas. - GETTY IMAGES / YURI ARCUR PRODUCTIONS #MS YAPR

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La formación de los profesionales sanitarios en los tratamientos disponibles para el abordaje del dolor crónico es "vital" para una mejor atención de los pacientes, según han expresado expertos en el XIV Curso Básico de Formación en Dolor de Fuengirola, centrado en la importancia de una adecuada formación en dolor.

En este sentido, los opioides constituyen uno de los pilares fundamentales para el control del dolor crónico, según se ha puesto de manifiesto en los talleres 'El uso de los opioides de forma responsable' y 'Opioides y su impacto en la funcionalidad en el dolor crónico', organizados con la colaboración de Grünenthal.

Durante estos talleres, médicos tanto del primer como del segundo nivel asistencial han llevado a cabo una actualización sobre su adecuada prescripción y su correcto seguimiento, incluyendo una revisión sobre las diferencias farmacológicas existentes entre los distintos opioides actualmente disponibles.

El moderador de la sesión, el doctor Ignacio Velázquez, coordinador del Plan Andaluz de Atención con Personas con dolor, ha hecho hincapié en que los opioides son la principal opción terapéutica de la que se dispone para tratar adecuadamente el dolor crónico moderado y especialmente intenso. "Indudablemente estos fármacos tienen efectos adversos que suelen ser previsibles y controlables, de ahí que nos resulte indispensable usarlos de forma adecuada", ha manifestado.

De esta forma, según el especialista, se conseguiría "una mayor adherencia de los pacientes al tratamiento, menos efectos adversos y una importante mejoría del dolor y de la calidad de vida".

En la misma línea se ha mostrado la médica de Familia en el Centro de Salud Puerta del Ángel de Madrid y miembro del grupo de Trabajo de Dolor Semergen, la doctora Ana Navarro, durante su intervención en la ponencia 'Impacto de la funcionalidad en el paciente con dolor crónico', quien ha destacado que el objetivo del tratamiento analgésico debe ser "disminuir la intensidad del dolor y, sobre todo, mejorar la funcionalidad y calidad de vida del paciente".

Para la doctora Navarro, el tratamiento con opioides más idóneo es aquel que es seguro en pacientes frágiles (pluripatológicos, insuficiencia renal o con insuficiencia hepática, entre otras patologías), de fácil titulación y discontinuación del tratamiento, con pocos efectos adversos, de efecto predecible y con pocas interacciones medicamentosas. "Deben formar parte de un tratamiento multimodal que incluya también medidas no farmacológicas", ha expresado.

En este sentido, ha expresado que es "fundamental" el uso responsable de los opioides, monitorizando periódicamente su analgesia, efectos adversos, afectación de las actividades de la vida diaria y la posibilidad de "conductas aberrantes", ha explicado esta especialista. "La clave está en lograr un balance adecuado entre analgesia y tolerabilidad, ya que este equilibrio es el que permite al paciente recuperar su funcionalidad", ha comentado.

A pesar de que existen áreas de mejora, el doctor Velázquez ha asegurado que España está lejos de sufrir la epidemia de opioides norteamericana. En este sentido, el especialista afirma que, según una reciente encuesta del Plan Nacional Contra la Droga, el 95 por ciento de los pacientes a los que se les ha prescrito opioides en España está controlado.

Para leer más