Publicado 27/06/2022 13:39

La fisioterapia del suelo pélvico mejora en un 70% los casos de incontinencia

Archivo - Suelo pélvico, ejercicios, mujer, postparto, menopausia
Archivo - Suelo pélvico, ejercicios, mujer, postparto, menopausia - ASEPEYO - Archivo

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La fisioterapia del suelo pélvico mejora en un 70 por ciento los casos de incontinencia, según ha comentado el vicepresidente de la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (FAECAP) y enfermero especialista en enfermería familiar y comunitaria, Francisco Cegri.

"La rehabilitación mediante la fisioterapia del suelo pélvico ha demostrado que mejora en un 70 por ciento de los casos la incontinencia. Son necesarias al menos 6-8 semanas de ejercicios antes de notar mejoría, alcanzándose el máximo beneficio a los 3-6 meses. Si se consigue la mejoría o curación, el programa de ejercicios debe continuarse a diario, ya que sus beneficios desaparecen en el momento de dejar la rehabilitación", ha dicho.

Así lo ha explicado en el marco de la Semana Mundial de la Continencia, en la que profesionales sanitarios, pacientes y sociedades científicas se reúnen del 21 al 27 de junio en unas jornadas, organizadas por la Asociación por la Incontinencia (ASIA) en colaboración con Essity, para hablar sobre la incontinencia fecal.

Se trata de un problema que lo padecen de 2 a 4 millones de personas, así como de la incontinencia urinaria, una patología que sufren 6 millones de personas. La reeducación perineal contribuye de manera positiva a mejorar la fuerza de la musculatura del suelo pélvico, la calidad de vida de los pacientes y la reducción del número de episodios de incontinencia.

"Los ejercicios de suelo pélvico evitan las intervenciones quirúrgicas por incontinencia urinaria y fecal tanto en mujeres como en hombres. Aunque en España no tenemos mucha cultura de rehabilitación, pero se tendría que trabajar desde jóvenes. Es muy importante hacerlo con un buen médico rehabilitador o fisioterapeuta especializado en suelo pélvico para aprender cómo hacer los ejercicios bien", ha comentado la presidenta de la Asociación por la Incontinencia (ASIA), Àngels Roca.

Asimismo, el enfermero de Essity especialista en el manejo de la continencia y cuidado de la piel, Carlos Lorenzo, ha recalcado que es "imprescindible" tomar conciencia del suelo pélvico e identificar la musculatura que lo compone para ejercitar estos músculos de una forma efectiva.

La incontinencia urinaria representa la tercera enfermedad crónica diagnosticada que mayor impacto produce en la calidad de vida del paciente. Casi el 40 por ciento de las mujeres adultas que la sufren, tiene una peor calidad de vida y, sin embargo, menos de un tercio busca atención.

Actualmente, la incontinencia sigue siendo un tabú y poca gente habla sobre ello por vergüenza. "Tienes escapes, hueles mal, te da mucha vergüenza y eso condiciona todas las esferas de tu vida: la laboral, la social, la familiar e incluso la sexual. El estreñimiento es la otra parte de la incontinencia y a quien lo padece también le condiciona muchísimo. Además, es más difícil encontrar solución", ha explicado la presidenta de ASIA.

CUIDADO PSICOLÓGICO DEL PACIENTE

En Atención Primaria, existe mucho desconocimiento en cómo tratar a los pacientes con incontinencia, aunque por cercanía es al primer especialista al que acude el paciente. "El papel de Atención Primaria es fundamental, pero, sobre todo, el de Enfermería porque da más confianza y menos vergüenza", ha indicado Roca.

Además, Cegri ha destacado que los profesionales de la salud tienen un "importante" papel en la identificación de la incontinencia introduciendo en la entrevista de los pacientes la pregunta '¿tiene escapes?', refiriéndonos tanto a la incontinencia urinaria como a la fecal. "La incontinencia, casi siempre, se acompaña de la pérdida de autoestima que dificulta las interacciones sociales e incluso la vida sexual de las personas", ha recalcado.

En este sentido, los expertos han asegurado en que el paciente que sufre incontinencia tiene tendencia a la ansiedad, tristeza y soledad. "Hay mucha gente que tiene depresión a raíz de una incontinencia. Cuando padeces incontinencia, de un plumazo se rompen todos los proyectos que tenías. Tu mundo se vuelve gris y tu vida pasa a depender de un lavabo y unos pañales", ha zanjado Roca.