Publicado 17/10/2019 14:13CET

Ferrer comercializa una prueba de orina que detecta el cáncer de próstata sin necesidad de realizar biopsia

Prostata.
Prostata. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / PALMIHELP - Archivo

   MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La farmacéutica Ferrer comercializa, bajo la marca SelectMDX, una prueba de orina que detecta el cáncer de próstata sin necesidad de realizar biopsia, identificando el riesgo de padecer cáncer de próstata clínicamente significativo y ayudando a reducir la necesidad de procedimientos más invasivos.

   Sus efectos han sido demostrados por un estudio multicéntrico europeo, realizado por diferentes hospitales universitarios de los Países Bajos, Francia, Alemania y Bélgica. Se trata de una prueba que mide los niveles de ARNm de los biomarcadores DLX1 y HOXC6 presentes en la orina, unido a otros factores clínicos, y que puede evitar aproximadamente la mitad de las innecesarias biopsias de próstata.

   El estudio, liderado por Alexander Haese, Geert Trooskens, Sandra Steyaert, Daphne Hessets, Michael Brawer, Virginie Vlaeminck-Guillem, Alain Ruffion, Derya Tilki, Jack Schalken, Jack Groskopf y Wim Van Criekinge, analizó las muestras de orina de 1.955 individuos antes de la biopsia de próstata inicial. Los resultados de la cuantificación del ARNm de DLX1 y HOXC6 de las muestras de orina se combinaron con otros factores clínicos para detectar cáncer de próstata clínicamente significativo.

   Así, en la cohorte de validación, compuesta por 715 hombres, la sensibilidad del modelo clínico fue del 89 por ciento, con una especificidad del 53 por ciento y un valor predictivo negativo del 95 por ciento.

   Estos resultados se traducen en que, si este test se hubiera utilizado para guiar la decisión de biopsia inicial, el 53 por ciento de las intervenciones se podrían haber evitado y habría un riesgo de perder un cáncer de próstata clinicamente significativo en el 5% de los pacientes.

   Según el director general de Ferrer en España, Ricardo Castrillo, "este estudio confirma los buenos resultados para estratificar

   el riesgo de los pacientes de sufrir un cáncer de próstata clínicamente significativo". Los datos obtenidos respaldan, además, "el uso de la prueba para ayudar a guiar las decisiones iniciales de biopsia de próstata y eventualmente reducir el número de pruebas", ha añadido.