La Federación Española de Parkinson estima que más de 500 pacientes podrían quedarse sin el tratamiento 'APO-go PEN'

Mujer mayor con Parkinson
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / DAISY DAISY - Archivo
Publicado 08/02/2019 14:48:12CET

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Federación Española de Párkinson (FEP) ha exigido al titular del medicamento 'APO-go PEN', Britannia Pharmaceuticals; a la compañía comercializadora en España, Italfármaco; y al Ministerio de Sanidad,
Consumo y Bienestar Social que "lleguen a un acuerdo" para garantizar el que este tratamiento siga "en los mismos estándares de calidad y acceso establecidos hasta el momento".

'APO-go PEN' es un tratamiento de apomorfina inyectable, utilizado por cerca de 500 personas en España, según FEP, que permite a las personas afectadas de Parkinson salir de un periodo 'off' o bloqueo de forma casi inmediata. Su formato, similar a un bolígrafo de insulina, ofrece a la persona afectada una autonomía que con otros medicamentos similares no podría disfrutar.

Tras la publicación de la actualización del sistema de precios de referencia del Ministerio de Sanidad, en la que se estableció una bajada en el precio del medicamento de un 30 por ciento, Britannia Pharmaceuticals trasladó su intención de retirar el fármaco del mercado español por su "no viabilidad económica".

De acuerdo con FEP, la retirada del medicamento supondría "que la persona afectada tuviera que depender de un cuidador, ya que otros formatos de apomorfina inyectable comercializados en España necesitan de una preparación previa que una persona afectada no podría realizar en un periodo de bloqueo, lo que supondría una pérdida de autonomía en la vida de las personas con Parkinson".

FEP se ha reunido con el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y con la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), los organismos públicos competentes en la regulación de los tratamientos farmacológicos en España. En estas reuniones, desde la FEP aseguran que se les ha transmitido que el Sistema Nacional de Salud (SNS) "garantizará, con los medios necesarios, que el tratamiento continúe estando disponible en España".

"La responsabilidad de resolver esta situación es de los actores que tienen competencia y capacidad de retirar o mantener el producto. Desde la Federación instamos a que tanto el Ministerio, como las compañías Britannia e Italfármaco, encuentren una solución definitiva que garantice y facilite el acceso a este fármaco en nuestro país", ha señalado la directora de FEP, Alicia Campos.

Por su parte, el presidente de FEP, Leopoldo Cabrera, ha recordado que los afectados de Parkinson son "los más perjudicados por esta situación, que se está generando por una cuestión económica, ya que puede que en menos de dos meses no dispongan del medicamento". "Creemos que el único valor a considerar en este momento, y del que muchas personas se están olvidando, es el beneficio en la salud y la calidad de vida que este tratamiento nos reporta a las personas con Parkinson", ha concluido.