Federación ASEM se suma a la campaña de visibilización y concienciación de la distrofia muscular

Niña, muletas, distrofia muscular
PIXABAY - Archivo
Publicado 05/09/2018 14:00:37CET

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Federación ASEM, que trabaja con personas con enfermedades neuromusculares, se ha sumado a la campaña de visibilidad y concienciación de la distrofia muscular de Duchenne y la distrofia muscular de Becker que tendrá lugar en la conmemoración, este viernes, del Día Mundial de ambas afecciones.

"Es importante unir voces para que cada año, este día conmemorativo tenga mayor impacto en los medios de comunicación y en la sociedad, y reivindicar por un mayor compromiso de las instituciones sociales y sanitarias con estas enfermedades neuromusculares que afecta a los más pequeños", ha indicado la presidenta de ASEM, Cristina Fuster.

La distrofia muscular de Duchenne es una enfermedad neuromuscular degenerativa de origen genético, caracterizada por la debilitación progresiva de los músculos y la pérdida de la capacidad para caminar. Afecta principalmente al sexo masculino y su incidencia es de 1 por cada 3.500 nacimientos. Las mujeres son asintomáticas, pero hay un porcentaje pequeño de portadoras que presenta formas moderadas de la enfermedad.

El inicio de la patología ocurre durante la temprana infancia al perder la capacidad de caminar; durante la adolescencia, la de utilizar los brazos y de llevar a cabo actividades de la vida cotidiana. Tiene un pronóstico grave debido al deterioro progresivo de los músculos que colaboran en fuciones vitales, como el corazón o los pulmones.

Por su parte, la distrofia muscular de Becker tiene unos síntomas muy parecidos a la anterior pero su intensidad es menor y su aparición más tardía. La progresión también es más lenta, lo que incrementa también la esperanza de vida. Su prevalencia, no obstante, es mayor, de aproximadamente entre tres y seis niños de cada 100.000.