Actualizado 25/05/2020 13:06:08 +00:00 CET

FEDEA aboga por copiar el modelo alemán para la desescalada de las medidas contra el Covid-19

Varias personas con mascarilla y ropa veraniega durante un "episodio de altas temperaturas". Según la calificación de la  Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). En Sevilla,(Andalucía, España), a 22 de mayo de 2020.
Varias personas con mascarilla y ropa veraniega durante un "episodio de altas temperaturas". Según la calificación de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). En Sevilla,(Andalucía, España), a 22 de mayo de 2020. - María José López - Europa Press

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA) ha abogado por copiar el modelo alemán para la desescalada de las medidas impuestas para luchar con el Covid-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus.

Y es que, tal y como se señala en el documento 'Aspectos económicos de la crisis del Covid-19', en Alemania se ha producido un menor número de fallecidos por coronavirus y han habido menos restricciones de la movilidad, al igual que ha ocurrido en Corea del Sur, Taiwán, Hong Kong o Suecia. En este sentido, la organización ha informado de que la estrategia en Alemania se ha reducido básicamente a sólo tres normas: distanciamiento social, uso de mascarillas y respeto mutuo.

Por ello, FEDEA ha asegurado que el objetivo debe ser poner en marcha aquellas medidas más efectivas que tienen un menor coste económico: distanciamiento físico; medidas selectivas en función del grupo de riesgo en el que se clasifica la población; uso obligatorio de las mascarillas en la calle y en cualquier espacio público cerrado; y medidas sanitarias efectivas y de bajo coste en todos los centros de trabajo para prevenir el contagio.

Asimismo, ha subrayado la importancia de realizar pruebas, aislamiento de los casos confirmados, seguimiento y trazabilidad de sus contactos mediante medios digitales, como aplicaciones en dispositivos móviles respetuosas con la privacidad, y rastreadores.

"Estas aplicaciones deberían garantizar su interoperabilidad transfronteriza para permitir abrir las fronteras en Europa de manera segura, lo que permitiría restablecer la actividad turística cuanto antes", destaca la organización en el informe, para aconsejar también garantizar el respeto y cumplimiento exigible de todas estas medidas de prevención.

Esta medidas deben complementarse con información "precisa" y en tiempo real de todos los indicadores que permiten evaluar la situación epidemiológica de cualquier ciudad o territorio. El objetivo es poder aplicar medidas efectivas, focalizadas y selectivas de la manera más rápida posible allí donde sea necesario, "sin imponer" el confinamiento de otras zonas libres del Covid-19, con el consiguiente coste económico.

Así, por ejemplo, las personas mayores de 60 años son un colectivo que representa más del 50 por cien del total de casos confirmados y el 95 por cien de los fallecimientos. En este sentido, FEDEA ha asegurado que el aumento en las medidas de protección de este colectivo permitiría aumentar la actividad del resto de la población, asumiendo un riesgo razonable en términos del efecto de la enfermedad sobre la salud.

Además, apostilla, el aumento de los contagios, en caso de producirse, tendría un impacto mucho menor sobre el sistema sanitario, a la vez que provocaría un aumento de la seroprevalencia que podría resultar fundamental para acercarse a la inmunidad de grupo, en el caso en el que el desarrollo de la vacuna se retrase.

Finalmente, FEDEA ha subrayado la importancia de que las nuevas tecnologías se conviertan en una herramienta fundamental para mitigar los costes de las circunstancias excepcionales que está sufriendo el sector turístico, ayudando a recopilar información sanitaria sobre los viajeros, realizando un seguimiento de los contagios cuando se produzcan, rastreando los contactos de las personas contagiadas, y garantizando la interoperabilidad de la tecnología entre distintos países. "Todo ello puede lograrse protegiendo en gran medida la privacidad de las personas", ha zanjado.