La FEC forma en hábitos cardiosaludables 200 directivos españoles

Publicado 26/11/2019 13:07:55CET

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La importancia de seguir una alimentación saludable fuera del hogar ha sido el tema elegido por la Fundación Española del Corazón (FEC) para dar por finalizada la segunda edición de su programa de formación a empresas, que realiza con la colaboración de la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT), y que este año ha contado con la participación de unos 210 directivos de diferentes empresas de toda España.

Así, Madrid, Barcelona y Málaga han acogido un total de cinco jornadas formativas a lo largo de 2019 sobre técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y la importancia de controlar el estrés, el tabaquismo y el sedentarismo.

La primera jornada de esta edición ha estado dedicada a concienciar sobre la importancia del control del estrés, ya que, como ha explicado el vicepresidente de la FEC, el doctor Palma, éste "induce cambios fisiológicos que explican el vínculo entre ansiedad, depresión y enfermedad cardio y cerebrovascular".

Además, ha continuado el vicepresidente de la FEC, "a los clásicos factores de riesgo cardiovascular, como hipertensión arterial, diabetes, colesterol elevado, tabaquismo, obesidad y sedentarismo, se suman en el entorno laboral otros como el estrés, que desde 2012 está incluido como factor de riesgo cardiovascular en la Guía Europea de PrevencióN Cardiovascular".

La encargada de la jornada de formación sobre tabaquismo, la doctora Regina Dalmau, ha indicado que "el 3 por ciento de las bajas laborales se deben al tabaco, mientras que los trabajadores que fuman están de baja una media de 11 días al año. Además, un trabajador fumador es un 17 por ciento menos productivo que otro que no fuma".

La importancia de abandonar una vida sedentaria ha sido otros de los temas abordados en este ciclo de jornadas formativas, y que los expertos han hecho referencia a numerosos estudios que han demostrado que la actividad física regular se asocia a una menor incidencia de enfermedad cardiovascular. En este sentido, los expertos han apuntado a que el riesgo de infarto se puede reducir a la mitad caminando una media de 30 minutos al día. En la misma línea, la FEC ha recomendado a aquellos que tienen trabajos de oficina evitar estar largos ratos sentados delante del ordenador.

Ante las cifras de muerte súbita que se producen en el país, con una muerte súbita cada 20 minutos, los expertos han considerado que se trata de un problema de primera magnitud para la salud pública. Así, han puesto de relieve que la mayor parte de las paradas cardiorrespiratorias se producen fuera del ámbito hospitalario, por lo que han considerado necesario ampliar la formación de la población en técnicas de RCP.

El doctor Jordi Bañeras ha sido el encargado de explicar cómo reaccionar ante una para cardíaca, "activando la cadena de supervivencia cuanto antes". En primer lugar, ha indicado, se deberá comprobar si la persona está consciente y si respira, de lo contrario, habrá que llamar al 112. Se deben practicar las maniobras de RCP (100-120 compresiones por minuto y entre 5-6 cm de profundidad sobre el esternón). Mientras tanto, habrá que pedir a una tercera persona que localice el desfibrilador más cercano, seguir las instrucciones para aplicar las descargas y continuar con las maniobras de RCP hasta que llegue la ambulancia.

La última de estas jornadas se ha celebrado este martes en la Casa del Corazón de Madrid, y en ella ha participado el nutricionista Gregorio Varela, quien ha reflexionado sobre si es posible seguir la dieta mediterránea, la que más beneficios ha demostrado a nivel cardiovascular, cuando comemos fuera del hogar.

En este sentido, el experto ha recordado que es necesaria "una mayor responsabilidad y autonomía personal para poder cumplir la dieta mediterránea" y ha remarcado que "la alimentación, lo que comemos y lo que bebemos, es un proceso voluntario". El doctor Varela ha valorado también que, "en el ámbito de la restauración colectiva, hay que progresar hacia el concepto de saludable y sostenible".

Por suerte, en opinión del doctor, "cada vez hay más concienciación y, como parte de la responsabilidad social corporativa (RSC), se están incorporando estos hábitos y estilos de vida saludables".

Para el presidente de AMAT, José Carlos Lacasa, la realización de estas jornadas han servido para que los trabajadores incluyan "hábitos saludables en el entorno laboral", que redundan en su propia persona, como, por extensión en su entorno personal y familiar.

Del mismo modo, ha indicado, los profesionales de las empresas asociadas y de las propias Mutuas han podido incorporar a sus programas de responsabilidad social corporativa, "elementos que los completan y que logran hacerlos en cierta medida más efectivos".

Lacasa también ha recordado que "las Mutuas siempre han estado comprometidas desde la perspectiva de la Prevención de Riesgos Laborales, con todas aquellas cuestiones que inciden de manera negativa en la salud de sus trabajadores protegidos, por causas que originan los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales derivadas del desempeño de una actividad profesional".

Contador