Publicado 29/10/2020 17:44CET

Los farmacéuticos de Atención Primaria quieren replicar el modelo andaluz de prácticas universitarias en toda España

Farmacéuticas de Atención Primaria en consulta
Farmacéuticas de Atención Primaria en consulta - JUANMA PARRA - Archivo

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (SEFAP) se ha fijado como objetivo replicar el modelo andaluz para extender a toda España las prácticas universitarias en servicios de Farmacia de Atención Primaria. Para ello, ha elaborado una guía y creará un grupo de trabajo de prácticas tuteladas para apoyar a cada servicio de farmacia de Atención Primaria que quiera iniciar esa andadura en otra comunidad autónoma.

El presidente de SEFAP, Ángel Mataix, recuerda que esta es una reivindicación histórica de la Sociedad y que estaba presente en su programa electoral cuando accedió a la presidencia. "Es prehistórico que un farmacéutico en vías de formación no pueda acceder a prácticas tuteladas en las farmacias de atención primaria", ha destacado, antes de destacar la importancia de este avance para que los farmacéuticos pre graduados "conozcan que existe una salida que se llama atención primaria de salud donde hay farmacéuticos que desarrollan actividades muy importantes desde un punto de vista de salud poblacional".

Los alumnos que estudian el Grado de Farmacia en las universidades españolas tienen que realizar durante el último año de formación una asignatura de prácticas tuteladas que, hasta la fecha, solo podían llevar a cabo en farmacias comunitarias o en los servicios de Farmacia de Hospital.

Esa dicotomía empezó a romperse el curso pasado en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada, donde se ofertó la primera plaza de prácticas universitarias en un servicio de Farmacia de Atención Primaria. El éxito de la iniciativa ha provocado su expansión a la Universidad de Sevilla. Entre ambas, este año se convocan en Andalucía 28 plazas para la realización de prácticas tuteladas en servicios de Farmacia de Atención Primaria de la comunidad autónoma andaluza, 14 en el área de influencia de la facultad de Granada y 14 en el área de la facultad de Sevilla.

"En Granada tenemos un sistema pionero en España en el que los servicios de Farmacia de Atención Primaria y los servicios de Farmacia de Hospital trabajamos muy cercanos y de forma colaborativa", ha explicado Esther Espínola, farmacéutica de Atención Primaria del Servicio Andaluz de Salud y coordinadora del grupo de formación de la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (SEFAP), en la ponencia inaugural del I Encuentro en la Red SEFAP 2020.

Gracias a esa proximidad, los alumnos de Farmacia de la Universidad de Granada que realizaban prácticas en el servicio de Farmacia de Hospital empezaron en 2011 a realizar un paso de una semana por un servicio de Atención Primaria. "Nos parecía interesante que conocieran la figura del farmacéutico de atención primaria así que durante una semana intentábamos que se llevasen, aunque fuese de forma muy general, un conocimiento básico de cuál es nuestro trabajo, que sigue siendo el gran desconocido", ha afirma.

Fueron los propios alumnos, que consideraban el paso por el servicio de Farmacia de Atención Primaria "muy interesante, pero muy corto", los que animaron a un grupo de FAP de Granada a contactar con la decana de la Facultad de Farmacia de Granada y con el vicedecano de Prácticas Externas para plantear la posibilidad de tener unas prácticas tuteladas al mismo nivel que las existentes en oficinas de farmacia y farmacia de Hospital.

"Es cierto que al principio siempre hay un poco de reticencia por la normativa y por la tradición, pero tuvimos suerte de que la idea les pareció muy interesante. También a los alumnos cuando fui a explicarles lo que era la farmacia de AP y que ofertábamos la primera plaza de prácticas. Les resultó muy atractivo, puesto que era una opción nueva y en muchos casos desconocida para ellos", ha asegurado.

El primer alumno en prácticas, que comenzó el pasado 14 de febrero, vio interrumpida la parte presencial debido a la pandemia, pero siguió realizándolas durante todo el periodo de confinamiento de manera telemática. De las mismas surgió su trabajo de fin de Grado, del que Esther Espínola fue tutora, en el que el alumno realizó una investigación centrada en el abordaje que hace el farmacéutico de atención primaria de la revisión de tratamientos en pacientes polimedicados y complejos.

"Para nosotros ha sido una experiencia super gratificante y muy importante para que los estudiantes empiecen a conocer la farmacia de Atención Primaria, aunque los primeros que deberían conocerla son los propios profesores de la facultad. Que tanto la decana como el vicedecano se volcasen con esta iniciativa ha sido un gran avance", ha subrayado la farmacéutica.

Contador

Para leer más