Actualizado 05/12/2017 11:34:12 +00:00 CET

La falta de coordinación entre el médico y farmacéutico afecta a la salud del paciente crónico

Farmacia, farmacias, medicamento, medicamentos, medicina, medicinas
EUROPA PRESS

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La falta de coordinación entre el médico y el farmacéutico genera "ineficiencias" y otros problemas como la falta de adherencia terapéutica, que en los pacientes crónicos es del 50 por ciento, "puede suponer para el deterioro de su salud", según ha afirmado el presidente de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), Jesús C. Gómez.

"Hay que mejorar la comunicación y la coordinación entre profesionales para trabajar con protocolos conjuntos y realizar sesiones formativas que fomenten el trabajo colaborativo. Todo ello haciéndolo compatible con la rutina diaria de los profesionales, para que esas mejoras puedan llevarse a la práctica real", ha advertido en marco de las 'II Jornadas Abarán: Capital de la Farmacia Asistencial 2017', organizadas por SEFAC

Pero, según Gómez, no solo se debe mejorar la colaboración entre los profesionales sanitarios para un abordaje más eficaz de la atención clínica, sino que también debe existir una mayor implicación por parte de los pacientes y las administraciones sanitarias.

"Es necesario hacer partícipe a los pacientes para tener pacientes formados y comprometidos con el autocuidado de su salud. Además, se necesita un apoyo más enérgico y decidido de las Administraciones sanitarias a la atención primaria, que es el pilar principal de nuestro Sistema Nacional de Salud", ha señalado el presidente de SEFAC.

UN MODELO DE COORDINACIÓN CON DOS PERSPECTIVAS

Estas jornadas enmarcadas dentro del encuentro 'Creando Puentes: abordaje interdisciplinar del paciente crónico', patrocinado por Pfizer, han contado con la participación de otros expertos como Asensio López, gerente del Servicio Murciano de Salud; la vicepresidenta de SEFAC, Lola Murillo; el vicepresidente de SEMERGEN Región de Murcia, Armando Santo; y José Ángel Sánchez, de la Alianza General de Pacientes, todos ellos moderados por Gómez.

Para ello, se han puesto en común las perspectivas de los principales implicados en la prestación farmacéutica: la Administración sanitaria, como responsable de la evaluación, autorización, suministro y supervisión de los medicamentos; los profesionales sanitarios y pacientes, como actores principales en su indicación, dispensación y uso, y la industria farmacéutica, como agente investigador, productor y comercializador de los mismos.

Como ejemplo de la necesidad de "crear puentes", durante esta sesión se ha analizado el 'Modelo de coordinación médico-farmacéutico para la atención al paciente con enfermedad crónica en Atención Primaria coordinado por SEFAC con las sociedades médicas (semFYC, SEMERGEN y SEMG)'.

"Este modelo supone un salto cualitativo enorme ya que es la primera vez que las cuatro sociedades científicas del ámbito de la primaria y comunitaria se ponen de acuerdo para respaldar un documento de estas características", ha apuntado Gómez.

De hecho, implica dos niveles de actuación: uno más local entre el centro de salud y la farmacia, y otro basado en una implantación apoyada por la Administración, con el objetivo de mejorar también la atención prestada por el sistema, explica el experto.

Precisamente, con ese reto en mente, Pfizer está desarrollando un proyecto llamado 'Creando Puentes' para apoyar iniciativas que permitan mejorar la atención al paciente, a través de la colaboración entre los diversos agentes involucrados.