Publicado 23/09/2021 10:22CET

FAECAP recuerda que limitar por razones medioambientales los inhaladores pMDI pone en riesgo a pacientes respiratorios

Archivo - Oficina, trabajo, ordenador, asma, inhalador.
Archivo - Oficina, trabajo, ordenador, asma, inhalador. - NEUSTOCKIMAGES/ISTOCK - Archivo

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Ante el impulso que están llevando a cabo algunos actores del sector medioambiental y sanitario, "para priorizar un tipo concreto de inhaladores frente a otros por un motivo fundamentalmente medioambiental y no clínico", la Federación de Asociaciones de Enfermería Familiar y Comunitaria (FAECAP) advierte de que limitar el uso de los inhaladores presurizados de dosis medida (pMDI) puede comprometer la salud de los pacientes con enfermedades respiratorias como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que precisan de este tipo de medicamentos.

"Consideramos que pretender una limitación del uso de los inhaladores presurizados es precoz. Se debe tener en cuenta que todavía no están disponibles inhaladores con las mismas características y menor huella de carbono que cubran las necesidades de las personas, que precisan de estos inhaladores pMDI y las consecuencias para el correcto control de sus enfermedades respiratorias, puede verse comprometida", añaden desde la FAECAP.

El pasado mes de febrero, se presentó al congreso de los diputados una Proposición no de Ley sobre el uso de inhaladores con baja huella de carbono, ante la que la Federación se muestra sorprendida al no haber sido debatida en la Comisión de Sanidad "ni considerado la opinión de las asociaciones de personas con enfermedades respiratorias ni de las sociedades científicas de referencia del ámbito de la salud".

En relación al aspecto medioambiental, desde la FAECAP afirman que "la contribución del total de emisiones de GEI de los aerosoles médicos es inferior al 0,1%, siendo la refrigeración y los sistemas de climatización el uso mayoritario (86%) de estos gases fluorados (datos del IPCC de Naciones Unidas). Por todo ello, creen que antes de la supresión de los mismos se ha de dar una alternativa farmacológica para estos pacientes.

Teniendo en cuenta la esencialidad de los inhaladores presurizados para los pacientes, la complejidad en el correcto tratamiento y control de las enfermedades respiratorias, y el impacto medioambiental real de los inhaladores, desde la FAECAP instan a todas las partes "a que no se tomen medidas, acciones y decisiones políticas precipitadas que puedan poner en peligro el correcto control de las enfermedades respiratorias".

Contador