Actualizado 05/04/2011 17:57 CET

El SES ofrece en su 'Guía para un correcto bronceado artificial' consejos sobre el uso de estos aparatos

MÉRIDA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Extremeño de Salud (SES) ha editado una 'Guía para un correcto bronceado artificial', destinada a titulares de los aparatos de bronceado mediante radiaciones ultravioletas, profesionales sanitarios, usuarios y público en general que quieran "obtener una información clara y concisa sobre estos aparatos y sus riesgos".

Y es que, la utilización de aparatos de bronceado mediante radiaciones ultravioletas es una "costumbre muy extendida entre la sociedad extremeña", y además, "con la llegada del buen tiempo el número de usuarios que acude a estos centros aumenta considerablemente", según informa la Junta en nota de prensa.

La gran mayoría de los usuarios sólo tiene en cuenta los beneficios estéticos que ofrecen los centros de bronceado, sin informarse la mayoría de las veces de los requisitos sanitarios y de seguridad que estos aparatos deben incluir y de las normas a cumplir para que "lo que empezó siendo una cuestión de estética, no se convierta en una cuestión médica".

Explica que estos aparatos "están al alcance de todos" ya que se encuentran ubicados en gimnasios, peluquerías, centros de estética y en establecimientos dedicados única y exclusivamente al bronceado artificial, y los mayores usuarios son la población comprendida entre los 18 y 45 años.

Organismos sanitarios y sociedades científicas advierten de la "peligrosidad de una sobreexposición a las radiaciones ultravioletas por los previsibles riesgos sanitarios que acarrean", entre los que ha citado el envejecimiento prematuro de la piel, cánceres de piel, alteraciones sobre la conjuntiva del ojo, inflamación de la cornea y el iris y cataratas.

El SES pretende con la 'Guía para un correcto bronceado artificial' ofrecer una información "lo más detallada posible", que comprende desde los derechos y deberes de los usuarios, hasta las obligaciones de los titulares de aparatos de bronceado, pasando por la legislación vigente aplicable, clasificación de las lámparas, precauciones a tener en cuenta, diversidad de fototipos cutáneos, test de evaluación del fototipo y advertencias del mal uso o abuso.