Actualizado 02/11/2011 12:29 CET

Extremadura.- Cirujanos del H San Pedro de Alcántara de Cáceres operan "con éxito" dos casos de malformaciones torácicas

Quirófano Del Hospital Provincial De Zaragoza
EUROPA PRESS

MÉRIDA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los cirujanos del Servicio de Cirugía Torácica del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, Luis Berlanga y Sara de Cabanyes, han realizado "con éxito" dos intervenciones de Pectus Excavatum con colocación de la barra correctora en dos pacientes de 17 y 18 años respectivamente.

Los especialistas del hospital cacereño han estado acompañados en estas intervenciones por el jefe del Servicio de Cirugía Pediátrica del Hospital Virgen del Camino de Pamplona, Leoncio Bento, experto nacional en la realización de la técnica de Nuss "con más de 400 pacientes intervenidos".

El Pectus Excavatum es una malformación del tórax que ocurre en uno de cada mil niños. Esta deformidad congénita se caracteriza por el hundimiento del esternón, y puede causar presión a los órganos que se ubican en el tórax, restringiendo el crecimiento de éstos y causando dificultad para respirar.

Según ha informado el Gobierno de Extremadura en nota de prensa, esta malformación del tórax "usualmente se acentúa a través del crecimiento del niño y más aún en la etapa de la adolescencia".

Anteriormente, la corrección quirúrgica de esta deformidad se hacía a través de un procedimiento que requería la resección de cartílagos costales y cortes en el esternón. Esto requería horas de cirugía y podría dejar al paciente con un pecho más rígido de lo normal.

Actualmente, la cirugía del Pectus Excavatum se realiza mediante un procedimiento quirúrgico mínimo invasivo que consiste en implantar una barra de Pectus para remoldear el pecho del paciente en un periodo de alrededor de dos a tres años.

Este procedimiento se conoce como técnica de Nuss, también llamada Reparación Mínima Invasiva de Pectus Excavatum; se utiliza un mínimo acceso quirúrgico combinado con video-toracoscopia para la apropiada colocación de la barra de Pectus.

Esta barra de soporte torácico permite la posibilidad de reacomodar las estructuras óseas (esternón) y cartilaginosas (cartílagos costales) aplicando la fuerza desde dentro hacia afuera eliminando la deformidad. La barra de soporte torácico y sus estabilizadores están hechos de acero inoxidable y se retirarán cuando se vean claramente los cambios en la forma del pecho, aproximadamente en dos o tres años.

El Servicio de Cirugía Torácica del Hospital San Pedro de Alcántara incorpora así a su cartera de servicios las intervenciones de las deformidades de la pared torácica con técnicas mínimamente invasivas, para seguir prestando una atención quirúrgica de excelencia en nuestra región.