Publicado 08/02/2021 10:32CET

Expertos en Salud Pública lanzan un consenso para priorizar la vacunación en adultos con condiciones de riesgo

Vial de la vacuna de Pfizer / BioNtech contra la COVID-19.
Vial de la vacuna de Pfizer / BioNtech contra la COVID-19. - María José López - Europa Press

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) ha elaborado el primer Consenso en español acerca de la 'Priorización de Vacunación frente a SARS-CoV-2 en Adultos con Condiciones de Riesgo'.

Se trata de un documento que, en un contexto como el actual de dosis muy limitadas, tiene como objetivo ayudar a las autoridades públicas a tomar decisiones sobre cómo establecer órdenes preferentes en la vacunación, en función del riesgo de enfermedad grave o fallecimiento, que suponga sufrir la COVID-19 para una persona con alguna condición clínica o factor de riesgo previos.

Este consenso establece la priorización como factor clave del éxito para la minimización del daño que está generando el SARS-CoV-2, y podría ser útil para las fases venideras de la Estrategia de Vacunación en España, publicada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Su aportación es haber categorizado, de forma muy esquemática y sencilla, el riesgo que se deriva de sufrir la COVID-19 analizando más de 30 posibilidades clínicas u otros factores según la evidencia científica más actual disponible.

Para la realización de este consenso se ha usado la común metodología de "Síntesis Rápida de la Evidencia" o "Living Systematic Review", con más de 150 artículos publicados en revistas científicas (meta-análisis, ensayos clínicos, etc.). En ellos se evaluó, para cada una de las más de 30 condiciones clínicas u otros factores, la confianza de la asociación y la magnitud de la asociación; es decir, la expresión numérica de cuánto más de riesgo de enfermedad grave o fallecimiento tiene una persona, exclusivamente, por su enfermedad u otros factores, concluyéndose de esa manera el riesgo final: alto, moderado o bajo, por condición clínica.

Por último, y de cara a aumentar la solidez de estas recomendaciones, se determinó, mediante el sistema de evaluación de la calidad de la evidencia GRADE, la "fuerza de la recomendación" que consideran para cada condición clínica.