Expertos reclaman impulsar el desarrollo en los hospitales de Unidades del Dolor

Publicado 13/05/2019 18:08:23CET

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sociedad Española del Dolor (SED), Juan Antonio Micó Segura, ha reclamado que se impulse el desarrollo en los hospitales de Unidades del Dolor, de forma que se acerque el tratamiento especializado a la mayoría de los pacientes afectados.

"Si hubiera suficiente concienciación sobre el dolor en las autoridades sanitarias, se preocuparían más por incrementar los recursos en las Unidades de Dolor", ha comentado con motivo del XVI Congreso de la SED que, bajo el lema 'Avanzando junto al paciente en el tratamiento del dolor', tendrá lugar del 29 de mayo al 1 de junio.

Desde la SED defienden que para lograr un control eficaz del dolor crónico, que afecta a 12 millones de personas en España, es necesario crear un número adecuado de unidades especializadas, con recursos suficientes y profesionales "con dedicación exclusiva". "Ayudar a los pacientes y controlar el dolor es una estrategia eficaz para reducir los costes sanitarios derivados de un manejo inadecuado de este síntoma", insisten.

Por su parte, el presidente del Área Básica del Comité Científico del XVI Congreso de la SED, Carlos Goicoechea, ha reivindicado la multidisciplinariedad del tratamiento del dolor, recordando que la evolución que han experimentado las Ciencias de la Salud en los últimos años supone que ya no se pueda hablar, en sentido estricto, de la existencia de enfermedades ligadas a una sola especialidad, o disciplina.

"En el dolor esta multidisciplinariedad es intrínseca a su abordaje, puesto que se trata de una sensación física y emocional, como indica la definición de la IASP (Asociación Internacional para el Estudio del Dolor, por sus siglas en inglés), lo que supone que debe participar una importante variedad de expertos, en Medicina, Enfermería, Fisioterapia, pero también Psicología, expertos en TIC, ingenieros biomédicos, etcétera", ha argumentado.

En el tratamiento del dolor crónico, la curación no es siempre posible, ya que depende de muchos factores que pueden ser propios de la patología (sensibilización, cronificación, falta de eficacia de los tratamientos...) o del propio paciente (desde variables genéticas hasta su personalidad, biografía, personalidad, etc.). "Pero sin duda siempre hay algo que se le puede ofrecer al paciente para el alivio de su situación, o para aprender a convivir con ella de la forma más satisfactoria", ha añadido el experto.

La resignación de los pacientes frente al dolor crónico no debe, por lo tanto, permitirse, indica el experto. "Cada vez más hay recursos para mejorar la convivencia con el dolor, desde la educación del paciente, pasando por la corresponsabilidad en el tratamiento, hasta el uso de herramientas psicológicas. Sin descartar, por supuesto, la llegada de nuevos fármacos y nuevas técnicas", ha apuntado.

Desde el punto de vista clínico, advierte de que la inercia terapéutica "no debe ser nunca una opción". Es verdad que son numerosos los profesionales (de acuerdo a una encuesta del año 2014) que tienen dudas a la hora de abordar adecuadamente el dolor cuando falla la "primera opción", o que indican que es necesaria una mayor formación, pero "existen múltiples opciones terapéuticas que pueden emplearse, tanto farmacológicas como no farmacológicas", ha incidido.

"Poco a poco se van incorporando al arsenal terapéutico nuevos fármacos, con distintos mecanismos de acción que contribuyen a un mejor abordaje del dolor. Igualmente, otras técnicas, instrumentales y psicológicas ofrecen un amplio abanico de opciones para un cada vez mejor tratamiento", ha concluio.

Contador