Publicado 23/12/2020 10:45CET

Expertos lamentan la escasa participación ciudadana para plantear soluciones frente a la pandemia

MSF pide a todos los gobiernos que apoyen la suspensión de los monopolios durante la pandemia del Covid-19
MSF pide a todos los gobiernos que apoyen la suspensión de los monopolios durante la pandemia del Covid-19 - MSF - Archivo

MADRID, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

Fernando Pintado profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), ha criticado que durante la pandemia de COVID-19 "no se ha abierto un debate ciudadano sobre sus consecuencias sociales y se ha desaprovechado la oportunidad de que la gente pudiera aportar argumentos que plantearan soluciones".

"La democracia o es participativa o no es democracia, y que si bien desde las administraciones se han creado mecanismos para promoverla, en muchas ocasiones, están más enfocados a legitimar determinadas políticas que a buscar opiniones distintas o argumentos comprometidos que contribuyan al debate", ha comentado durante la décima edición de un seminario organizado por la Fundació Víctor Grífols i Lucas y la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) para tratar, desde distintas perspectivas, algunos de los temas más relevantes relacionados con la salud pública.

La primera sesión estuvo enfocada a debatir sobre el grado de participación de la ciudadanía en el debate público y su papel en el marco de la crisis sanitaria. Astrid Wagner, científica del Instituto de Filosofía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) considera que, "la participación ciudadana es un derecho fundamental en un sistema democrático, que está amparado por la legislación".

Según Wagner, "los entornos digitales podían ser una oportunidad para generar estos debates, pero se han acabado convirtiendo en escenarios en que en se dificulta la deliberación y acaban resultando una amenaza para promover debates equilibrados que se han alimentado de la infodemia, lo cual supone una fuerte amenaza para la salud pública".

Asimismo, el presidente de la Confederación de Asociaciones Vecinales de Catalunya (CONFAVC), Jordi Giró, ha repasado el papel que han jugado dichas asociaciones y su actuación en la crisis sanitaria. Para Giró, "es fundamental impulsar procesos participativos desde la propia ciudadanía en el ámbito salud". "Las asociaciones vecinales se han puesto a disposición autoridades sanitarias y han creado por su cuenta redes solidarias de ayuda en los barrios para personas vulnerables, pero no han contado con el suficiente apoyo de la administración", ha lamentado.

La segunda sesión del seminario trató sobre paternalismo frente a libertad. La presidenta de la Asociación de Juristas de la Salud, Josefa Cantero, ha aportado un punto de vista legal a la situación: "La tensión que se produce entre libertad y paternalismo desde el ámbito jurídico ha estado motivada por la situación de incertidumbre. A través del ensayo y error vamos conociendo cosas que luego tienen su reflejo en la norma" apunta Cantero. Esta incertidumbre se transmite en el derecho, un aspecto, que según la experta, "es poco compatible con el derecho de seguridad jurídica que establece la constitución".

Para concluir la segunda sesión del seminario, Iñigo De MIguel, investigador de la Cátedra de Derecho y Genoma Humano de la Universidad del País Vasco, ha planteado el debate sobre los pasaportes inmunológicos y los pasaportes de no infectividad. En su intervención, ha expuesto la hipótesis de un escenario en el que una parte de la población se encuentre inmunizada, por haber pasado la enfermedad o bien por haberse acogido a la vacuna. Para el experto, "ante esta situación será difícil mantener determinadas restricciones, ya que los inmunizados no aceptarán que se recorten sus derechos".

Por último, la tercera sesión ha versado sobre transparencia y comunicación y se debatió sobre la necesidad de difundir todos los datos o sólo aquellos que son relevantes, y sobre si la información que se emite sobresatura a la población. Beatriz Gallardo, secretaria autonómica de Prospectiva y Comunicación de la Generalitat Valenciana, ha reivindicado la importancia de las voces autorizadas frente a la de determinados líderes de opinión o los llamados influencers, que para Gallardo, "pueden acabar creando tensión y desinformación".

Por su parte, Gema Revuelta, directora del Studies Center Science, Communication and Society de la UPF, ha señalado la importancia de la comunicación en todo el proceso, que ha jugado un papel determinante en materia de salud pública, ya que ha sido a través de los medios de comunicación que se ha conseguido que la gente se quedara en casa o se pusiera mascarillas.

"La información ha tenido el poder de priorizar y modular la opinión, lo que conlleva el riesgo de generar sensaciones de miedo o alarma. Nos encontramos ante una situación de incertidumbre, lo cual dificulta el reconocimiento de la veracidad de la información", ha concluido.

Contador