Publicado 16/10/2020 13:33CET

Expertos españoles impulsan la primera norma en Europa de acreditacion del manejo del dolor oncológico

El doctor de la Fundació Althaia Ignasi Puig identifica un pólipo en una colonoscopia.
El doctor de la Fundació Althaia Ignasi Puig identifica un pólipo en una colonoscopia. - FUNDACIÓ ALTHAIA - Archivo

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA) ha liderado el diseño y la validación de la primera norma en Europa para la acreditación de enfoques de atención del paciente con dolor oncológico, ACDON. Esta iniciativa aborda la asistencia y el tratamiento del dolor en el paciente de una forma integral y multidimensional, y ha sido desarrollado con el consenso de expertos de las sociedades científicas, la SEMFYC, la SEMERGEN, la SEOM, la SEMG, la SEC, la SED y el Foro Español de Pacientes con el apoyo de Ferrer.

La norma se estructura en ocho ámbitos que abarcan la evaluación del paciente con dolor oncológico, las alternativas terapéuticas, la satisfacción y la seguridad de las personas que siguen el tratamiento, entre otros. La acreditación ha sido posible tras un trabajo de análisis y consenso que incluye a profesionales de áreas como las unidades del dolor, oncología, medicina familiar, enfermería, psicología, representantes de pacientes y expertos en métodos de investigación cualitativa y acreditación.

Según la SECA, el dolor afecta al 50 por ciento de las personas en tratamiento oncológico y a un 90 por ciento de los pacientes que están en la fase terminal de la enfermedad. "El dolor es uno de los principales condicionantes de la calidad de vida de las personas que padecen cáncer. El objetivo de esta acreditación es que el diagnóstico del dolor se haga en el momento en que el paciente lo presenta y se trate adecuadamente", explica el doctor Manel Santiñà, coordinador de la SECA.

Por su parte, el director general de Ferrer en España, Ricardo Castrillo, ha explicado por qué la compañía apoya esta iniciativa pionera: "Desde Ferrer tenemos como objetivo aportar un bienestar real a las personas y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Esta norma supone un paso muy importante en la asistencia para abordar el dolor de las personas con enfermedades oncológicas".

Contador

Para leer más