Expertos destacan la necesidad de eliminar las comorbilidades asociadas al envejecimiento en pacientes con VIH

Foto Presentación Libro VIH
GILEAD
Publicado 27/09/2018 17:36:27CET

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El VIH se ha convertido en una enfermedad crónica y, debido al incremento en el número de años de vida ganados, se da una prevalencia de comorbilidades mayor a la de la población general y a una edad más temprana, por lo que eliminar el riesgo asociado a todas estas comorbilidades que puede desarrollar el paciente con esta enfermedad mientras envejece debe ser un objetivo "primordial".

Así queda reflejado en el libro 'VIH en España 2017: Políticas para una nueva gestión de la cronicidad, más allá del control virológico', realizado por la Fundación Gaspar Casal, con la colaboración de Gilead, y en el que, además, se subraya la importancia de que este reto se sume a los objetivos tradicionales que hasta ahora formaban parte de la estrategia para reducir el impacto de la infección por el VIH.

El libro proporciona una comprensión de la respuesta española a la epidemia del VIH y los desafíos particulares que son necesarios afrontar debido al envejecimiento de la población. En este sentido, señala que el objetivo principal en la actualidad es conseguir mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

España está haciendo "todos los esfuerzos" para conseguir el objetivo marcado para 2030 por ONUSIDA de 90-90-90. Además de estos tres objetivos, recientemente un grupo de profesionales de salud pública, con objetivo de llamar la atención sobre este aspecto a nivel de política global, ha pedido también que el 90 por ciento de todas las personas que logran la supresión viral alcancen una buena calidad de vida.

Para continuar por el buen camino en el diagnóstico, cuidado y tratamiento de estos pacientes es necesario desarrollar iniciativas centradas en ellos y con modelos de gestión integrada entre Atención Primaria y hospitales.

En el caso específico de la mujer, es recomendable formar a las peris y postmenopáusicas para incrementar sus habilidades y su motivación para el cuidado de la salud. También, según se plasma el libro, es muy importante que se examine el rol que puede tener la terapia de reemplazo hormonal en la reducción de sus síntomas.

"ÉXITO INCUESTIONABLE" DEL TRATAMIENTO ANTIRRETROVIRAL

Respecto al tratamiento antirretroviral, el trabajo recuerda que ha alcanzado un "éxito incuestionable" en su objetivo de suprimir el control de la replicación virológica y prevenir la aparición de infecciones oportunistas en pacientes infectados por el VIH. No obstante, pese a alcanzar una correcta respuesta inmunovirológica, estos pacientes presentan, en general, un exceso de mortalidad.

De hecho, la disminución de la esperanza de vida se debe en gran medida a un aumento en la incidencia de las comorbilidades no definitorias de VIH, entre las que se incluyen la enfermedad cardiovascular, renal, psiquiátrica y neoplasias. En concreto, el 45 por ciento de estos pacientes tienen riesgo moderado/elevado de enfermedad coronaria y el 87 por ciento presentan también riesgo medio/alto de progresión a enfermedad renal crónica.

El acto de presentación del libro ha estado moderado por la coordinadora de la estrategia de atención a pacientes con enfermedades crónicas en la Comunidad de Madrid, Carmen García; y ha contado con la participación del director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria en la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Antonio Alemany; el director de la Fundación Gaspar Casal, Juan del Llano; y la directora de Government Affairs de Gilead Sciences, Tania Furtado.

Además, a continuación, ha tenido lugar una mesa redonda con el jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, Santiago Moreno; el director general de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan Martínez; la coordinadora del área de Epidemiología y Enfermedades Crónicas del Instituto de Investigación Parc Taulí, Gema Navarro; el miembro de la subdirección de prevención y promoción de la salud, de Madrid Salud, Juan Francisco Bru; y el miembro del Grupo de Trabajo sobre Tratamientos VIH (GTT), Juan Sebastián Hernández.

Contador