Los expertos destacan la importancia de la movilización precoz del paciente cardiaco para evitar muchas secuelas

corazon
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 29/03/2019 13:28:33CET

ZARAGOZA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Expertos en Rehabilitación Cardiorrespiratoria se están formando estos días en cómo potenciar y extender la movilización precoz de los enfermos, ya desde la Unidad de Cuidados Intensivos. Este es uno de los temas del curso nacional bienal en Rehabilitación Cardiaca dirigido a profesionales sanitarios, que se celebra en el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza (HUMS).

La doctora Belén Morata, jefa de Sección de la Unidad de Rehabilitación Cardiorrespiratoria (RHBC) del servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Servet, ha explicado que este año el curso versa sobre la Rehabilitación Cardiaca en poblaciones especiales. Se trata de colectivos como los ancianos, las mujeres, los discapacitados y los pacientes sometidos a cirugía cardiaca, en los que habitualmente los trabajos de investigación son más escasos y el abordaje tiene unas características diferentes.

Además, en esta reunión se resaltan dos aspectos novedosos: movilización precoz, como parte del tratamiento de recuperación, y la prehabilitación cardiaca.

"Lo primero es una filosofía de trabajo que tenemos que inculcar en todos los profesionales sanitarios y en este curso se presentan nuevas tecnologías y manejos de diferentes sistemas que están a nuestra disposición para facilitar la tarea", ha apuntado la doctora.

"Lo que queremos es prevenir todas las secuelas derivadas de una inmovilización prolongada, porque hay muchas consecuencias en salud tanto a nivel neurológico, como osteoarticular, cardiovascular, y la movilización precoz puede evitar muchas de esas secuelas". En el curso se plantea la movilización como una fase fundamental para la pronta recuperación del enfermo, porque irá adquiriendo de manera progresiva su autonomía y recuperando su capacidad funcional previa.

En la ponencia sobre prehabilitación cardiaca, los especialistas analizan cómo actuar para que pacientes de alto riesgo lleguen en las mejores condiciones posibles a la cirugía. "El objetivo es que el enfermo sufra las menos complicaciones posibles en y tras la cirugía, permanezca el menor número de días ingresado y vuelva a su casa con la menor discapacidad posible", dice la doctora Morata.

En esta tarea trabajan de forma coordinada equipos multidisciplinares, ya que se abordan tanto aspectos nutricionales, como emocionales, psicológicos, médicos, la deshabituación tabáquica y el entrenamiento físico del paciente antes de la operación.

El curso está organizado por la Sociedad Española de Rehabilitación Cardio-Respiratoria (SORECAR) y está destinado a todos aquellos profesionales que trabajan directa o indirectamente en estas unidades: cardiólogos, cirujanos cardiacos, endocrinólogos, psicólogos, médicos rehabilitadores, así como fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y personal de enfermería, según han informado desde el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón.

UNIDAD DEL HOSPITAL MIGUEL SERVET

La Unidad de Rehabilitación Cardio-Respiratoria del Hospital Miguel Servet de Zaragoza se centra en la atención al paciente que tiene que ser operado de corazón o ser sometido a un trasplante.

Al año se atienden en esta unidad a 500 enfermos hospitalizados y se llevan a cabo programas ambulatorios de ocho semanas de duración en más de 130 pacientes.

Contador