Publicado 27/01/2021 14:52CET

Expertos destacan la importancia de la combinación de la biopsia líquida y epigenética en la terapia del cáncer

Foro Biopsa Líquida
Foro Biopsa Líquida - COMUNICACIÓN TACTICS - Archivo

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Expertos reunidos en el VI Simposio Biopsia Líquida han destacado la importancia de la combinación de la biopsia líquida y epigenética para afinar, "aún más", el tratamiento contra las enfermedades oncológicas.

"La biopsia líquida está establecida o se está estableciendo como herramienta principal en la monitorización y diagnóstico precoz en cáncer. Abarca prácticamente todos los tumores del organismo, unos mejor que otros, pero prácticamente todas las situaciones. Ha significado un modelo, un desarrollo más tecnológico y de conocimiento, ha acelerado el desarrollo tecnológico y de conocimiento en cáncer", ha dicho el coordinador científico del evento y jefe de Oncología del Complejo Hospitalario Clínico Universitario de Santiago de Compostela, Rafael López.

El programa acoge la última hora en las aplicaciones y desafíos que presenta esta revolucionaria técnica, en particular los que plantea su combinación con la epigenética, lo que supone la nueva revolución en la identificación y tratamientos oncológicos.

"Hasta hace poco tiempo las alteraciones epigenéticas que presentan los pacientes con cáncer se analizan en las muestras obtenidas de los propios tumores. Sin embargo, con los recientes avances en el campo de la biopsia líquida y la llegada de técnicas cada más sensibles y de alto rendimiento, como la secuenciación masiva, las alteraciones epigenéticas se están empezando a analizar de manera no invasiva en muestras de sangre y otros fluidos biológicos de los pacientes", ha apostillado el jefe de Oncología del Hospital Ramón y Cajal, Alfredo Carrato.

Dicha combinación entre el análisis de las peculiaridades genéticas del paciente y la realidad de su tumor desde estudios no invasivos y referencias de biomarcadores multiplica las posibilidades de éxito de la medicina personalizada. "El estudio epigenético de la biopsia líquida representa una estrategia muy prometedora para avanzar hacia una oncología de precisión que permita individualizar el manejo de los pacientes con cáncer", ha apostillado Carrato.

Estas novedades se suman también a las posibilidades que ofrecen los últimos avances en este campo de cara al tratamiento de patologías que no están en estadío metastásico, esto es, de manera avanzada y, por tanto, con mejores pronósticos para el paciente.

Así lo ha explicado la co-coordinadora científica del Simposio, Laura Muinelo, cuando describe las expectativas que manejan en la investigación científica de la materia. "En los próximos años esperamos que el uso de técnicas de estudio de biopsia líquida altamente sensibles como la ddPCR y técnicas de NGS, se utilicen de forma más habitual para la toma de decisiones clínicas, como la selección o cambios de tratamiento", ha argumentado.

Por otra parte, prosigue, cada vez hay más trabajos que refuerzan el interés del análisis del DNA circulante en estadios iniciales, para el diagnóstico de la enfermedad o la detección de enfermedad residual tras cirugías con intención curativa. "Este campo de trabajo puede tener implicaciones muy importantes en el manejo clínico de pacientes no metastásicos, adelantando el diagnostico, evitando sobretratamientos, y permitiendo realizar un seguimiento más eficaz de la enfermedad", ha enfatizado.

Existen múltiples motivos por los que la aplicación de esta técnica es más exitosa en unos y otros tipos de tumores. La alta incidencia del cáncer de pulmón, junto a la dificultad de obtener muestras de tejido, su diversidad molecular y la existencia de fármacos dirigidos a tratar los distintos subtipos moleculares, hace que éste se sitúe a la cabeza en la aplicación con éxito de biopsia líquida.

Además, tal como ha señalado Mulinelo, es un tumor en el que cada vez se conocen más mecanismos de resistencia al tratamiento, que podemos ir monitorizando con muestras de sangre. En otros tumores, como el cáncer de mama o el colorrectal, y también en melanoma, se analizan mutaciones en plasma que pueden ayudar a los clínicos a seleccionar tratamientos.

"Pero cada vez hablamos más de alteraciones moleculares que podemos analizar con biopsia líquida, independientemente del tipo del tumor. Es lo que conocemos como terapia agnóstica, en la que el uso de biopsia líquida va a tener un papel muy importante en los próximos años", ha enfatizado.

Para leer más