Publicado 25/03/2021 14:04CET

Expertos destacan los beneficios de las Unidades de Fracturas en la reducción del número de fracturas por osteoporosis

Archivo - Osteoporosis
Archivo - Osteoporosis - SHEFFIELD UNIVERSITY - Archivo

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

La prevención de fracturas asociadas a osteoporosis es un objetivo clave de Salud Pública en todos los sistemas sanitarios por sus implicaciones sanitarias, sociales y económicas, por este motivo expertos han destacado a las Unidades de Fracturas en la reducción significativa del número de fracturas y de la mortalidad relacionada con las mismas.

Se espera que su incidencia aumente con el envejecimiento de la población y, por ello, es necesario un esfuerzo para su prevención, no sólo desde la menopausia sino desde edades tempranas, para optimizar la eficiencia de las intervenciones. Con el objetivo de concienciar sobre todos estos aspectos, el Grupo OAT ha organizado el webinar 'Gestión sanitaria del paciente con fractura por fragilidad'.

El encuentro, patrocinado por la biofarmacéutica UCB y la biotecnológica Amgen, ha contado con la colaboración del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y el aval de la Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral (SEIOMM). Además, ha sido moderado por José Luis Casteig, presidente del Grupo OAT, quien ha aprovechado su intervención para recordar que este tipo de fracturas es superior a los 300.000 casos anuales en España.

"La osteoporosis se caracteriza por la pérdida progresiva de masa ósea y una alteración de la estructura del hueso, siendo responsable de la mayor parte de fracturas que se producen a partir de los 50 años y tendrá un claro crecimiento debido al aumento de la esperanza de vida. Por lo tanto, consideramos que este tema es de máximo interés sanitario", ha señalado Casteig.

Durante la ponencia 'El rol de la FLS: importancia, adherencia, eficiencia económica e individualización del tratamiento', Pilar Sáez, médico adjunta del Servicio de Geriatría del Hospital Fundación de Alcorcón, ha destacado que es clave potenciar estos servicios ya que "han demostrado beneficio en cuanto a reducción significativa del número de fracturas y de la mortalidad relacionada con las mismas".

"Las Unidades de Fracturas desarrollan una atención coordinada entre profesionales evaluando el riesgo de fractura con valoración clínica, escalas y pruebas como la densitometría. Una vez realizado el diagnóstico, proponen medidas de educación para la salud, prevención de caídas, pautas nutricionales y tratamiento osteoprotector individualizado a cada paciente", ha apuntado.

Durante la inauguración, Jesús Vázquez, director general del Proceso Integrado de Salud del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), ha subrayado en la ponencia 'Plan estratégico del paciente mayor: necesidades y actualización' la importancia de poner en marcha actuaciones que permitan el mayor grado de autonomía posible, detectar e intervenir sobre la fragilidad y el riesgo de caídas en la persona mayor, prevenir la discapacidad y retrasar el deterioro funcional actuando sobre la fragilidad.

"Para poder intervenir sobre la fragilidad y el deterioro funcional de la persona mayor que vive en la comunidad debemos detectar al grupo de población que más se puede beneficiar de una intervención que retrase o revierta la discapacidad y la dependencia", ha explicado.

Para ello, y según este experto, es fundamental la coordinación entre niveles asistenciales como Unidades de Coordinación de Fracturas o Fracture Liaison Service (FLS); Procesos Asistenciales Integrados (PAI), que facilitan la continuidad asistencial entre Atención Primaria y Atención Hospitalaria; desarrollar la oferta de servicios específica, en Atención Primaria, para los distintos niveles de intervención en el contexto de la Estrategia de Atención a Pacientes con Enfermedades Crónicas; la elaboración de una Guía de Cuidados para la Prevención de Caídas con el objetivo de prevenir y reducir las caídas en las personas ancianas y pacientes inmovilizados; y un Plan de Cuidados Estándar para el Paciente Mayor Frágil, donde se estandaricen los cuidados de enfermería para el paciente mayor frágil.

Después, Carmen Valdés, médico de Atención Primaria en el Centro de Salud de Fuencarral (Madrid) y vocal del Comité Científico del Grupo OAT, ha impartido la ponencia 'Coordinación sociosanitaria del paciente con fractura por fragilidad: desde la Atención Primaria a la Especializada' y en la que la doctora ha hecho hincapié en que, en ocasiones, la coordinación entre estos ámbitos asistenciales no es la adecuada, ya que "cuando el paciente es devuelto a Primaria después de estar ingresado en el hospital, no se le hace el correcto seguimiento de las citas y las pruebas solicitadas, lo que genera mucha incertidumbre".