Publicado 22/09/2020 12:44CET

Expertos denuncian que el déficit de infraestructura tecnológica para implantar la telemedicina

Nota Y Foto Telemedicina
Nota Y Foto Telemedicina - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

La situación provocada por el COVID-19 ha evidenciado el déficit de infraestructura tecnológica en los centros de salud y en los hospitales, siendo escasos los recursos que permiten la implementación real de la telemedicina, según han denunciado expertos en la mesa 'Telemedicina: un nuevo modelo asistencial. Los puntos cardinales de la realidad digital en Atención Primaria', celebrada en el marco de 2º Video Foro Nacional en Dolor organizado por la Asociación Andaluza del Tratamiento del Dolor y Asistencia Continuada (AADAC) con el apoyo de Grünenthal.

Según explica el doctor Javier Sanz García, coordinador del Grupo de Trabajo Nuevas Tecnologías SEMERGEN, la digitalización puede ayudar tanto a pacientes como a especialistas en Atención Primaria (AP), específicamente con la telemedicina. Este tipo de consulta 'on line' es trasladable para "aquellos lugares remotos donde existen barreras insalvables de la población a los servicios sanitarios, es decir, la Medicina Rural".

"Sin embargo, la situación provocada por el COVID-19, ha evidenciado el déficit de infraestructura en los centros de salud y en los hospitales, siendo escasos los recursos tecnológicos con los que se cuenta", ha detallado.

Durante esta sesión también se ha abordado el tratamiento de los pacientes con opioides y su derivación a las Unidades del Dolor en la mesa titulada 'Upgrade en el manejo de opioides en Atención Primaria'.

En este sentido, el doctor Pedro Juan Ibor, médico de familia, coordinador del Grupo de Trabajo de Dolor de SEMERGEN y moderador de la mesa, afirma que "en dolor crónico no oncológico, la utilización de los opioides es relevante principalmente en dolores moderados a intensos de origen osteoarticular como artrosis o lumbalgias".

Para el experto, su uso en la recuperación de la funcionalidad de estos pacientes es muy importante: "En el tratamiento de los pacientes con dolor, debemos conseguir dos objetivos: que no pierdan funcionalidad, y para ello hay que actuar de manera rápida y segura, y por otra, cuando se ha perdido, intentar recuperarla lo antes posible".

A este respecto, el doctor Ignacio Velázquez Rivera del Hospital de Alta Resolución de Guadix (Granada) ha añadido que, en el tratamiento con opioides, "los especialistas debemos tener en mente que el inicio del proceso debe ser individualizado e indicar al paciente que la dosis eficaz debe alcanzarse de una forma gradual y progresiva". "Es importante también llevar a cabo un seguimiento continuo de la persona por parte del médico prescriptor y advertirles del control adecuado y reglado del consumo de opioides, avisando del menor atisbo de mal uso", manifiesta el experto.

Para leer más