Expertos creen que apostar por mejorar los equipos diagnósticos es clave para el futuro de la cirugía vascular

Actualizado 21/03/2013 13:29:13 CET

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

Apostar por mejorar los equipos diagnósticos es clave para el futuro de la cirugía vascular, según han asegurado diversos expertos durante el X Curso de Actualización en Angiología y Cirugía Vascular que se ha celebrado recientemente en Aranjuez (Madrid).

Así, han recordado que la aplicación de la informática a las técnicas de diagnóstico por imagen ha aumentado su sensibilidad y especificidad, mejorando la planificación de la estrategia terapéutica de las diferentes patologías relacionadas con la enfermedad vascular.

Ahora bien, según ha apostillado el vocal de Docencia y Formación Continuada de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV), Ignacio Lojo, existen dos puntos "críticos" que determinarán el futuro de la especialidad como son la adquisición de mejores equipos de diagnóstico de última generación y la instalación de quirófanos radiológicos o híbridos.

"En España, las enfermedades del aparato circulatorio son la primera causa de muerte en ambos sexos, superando a los temidos cánceres, y surgen en el seno de una sociedad evolucionada al igual que ocurre con la diabetes y la hipertensión", ha comentado, por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV), Francisco Lozano.

De hecho, para hacer frente a esta patología que va en ascenso por estar muy ligada al envejecimiento poblacional, han proliferado nuevas técnicas diagnósticas que, según ha señalado Lozano, han permitido contar con nuevas herramientas de diagnóstico que aceleran y facilitan la detección de la patología y permiten abordarla en mejores condiciones.

Sin embargo, la adopción de tecnología trae asociado un alto coste que ahora "más que nunca", provoca las "reticencias" de los Gobiernos autonómicos. No obstante, los especialistas insisten en la necesidad de invertir en estas nuevas técnicas porque a la larga, la disminución de complicaciones representa también un ahorro al sistema. "La crisis ha tenido y tendrá una repercusión directa en la aplicación de esta tecnología diagnóstica y de tratamiento por imagen por su alto costo", ha apostillado el experto.

Por último, los especialistas han recalcado que el desarrollo de la especialidad pasa también por una apuesta "en firme" por la formación del especialista. "La formación vía MIR ha supuesto una mejora contrastada en la formación médica especializada en el país y reconocida a nivel europeo. Por tanto, entre los retos actuales del sistema "la adecuación del número de plazas a las posibilidades de salida profesional, el control de calidad de los servicios docentes y la promoción de las rotaciones interhospitalarias para completar la formación en áreas específicas de diagnóstico y tratamiento", ha zanjado Lojo.