Publicado 30/06/2021 17:59CET

Expertos concluyen que es necesario el tratamiento precoz de la dermatitis atópica grave y demandan más tratamientos

Iniciativa ViDA sobre Dermatitis Atópica
Iniciativa ViDA sobre Dermatitis Atópica - ABBVIE

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La falta de un plan estandarizado y proactivo para tratar la dermatitis atópica (DA) grave, el retraso en la derivación a un especialista, la alta banalización de la enfermedad y la necesidad de estrategias para asegurar un tratamiento precoz de esta patología, así como la necesidad de nuevos tratamientos, son algunas de las conclusiones de la Iniciativa Estratégica de Salud ViDA, Vivir con dermatitis atópica.

Esta iniciativa, que es un proyecto de AbbVie en colaboración con el IESE, ha contado con la participación y el aval de las principales sociedades científicas involucradas en el manejo de la DA grave. El proyecto, el primero de estas características en DA, se puso en marcha a comienzos de 2021 y ahora, los más de 160 participantes, entre pacientes, profesionales sanitarios y gestores, han presentado sus conclusiones plasmadas en un documento de consenso.

Durante el acto de apertura, que ha contado con Alberto Tomé, director general de Humanización y Atención al Paciente de la Comunidad de Madrid, el doctir Pablo de la Cueva, presidente de la Sección Centro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) y coordinador de la iniciativa ViDA, se ha mencionado la necesidad de tratamientos "que permitan un control rápido y profundo de los signos y síntomas de la DA a largo plazo".

Por otro lado, África Luca de Tena, responsable de comunicación de la Asociación de Afectados por la Dermatitis Atópica (AADA), destaca que la DA "es una enfermedad muy banalizada y poco conocida por la sociedad, autoridades sanitarias e incluso profesionales sanitarios y que, en sus formas graves, afecta de manera muy significativa a la salud física y psicosocial de los pacientes y sus familias".

Además, Luca de Tena indica lo frustrante que puede llegar a ser convivir con la DA, "es muy importante que se conozca la gravedad que puede alcanzar y el impacto que causa la enfermedad, muchas veces invisible, a nivel físico y psicológico". A esto se añade el retraso que se produce en la derivación del paciente al dermatólogo "y la escasa atención multidisciplinar de la DA grave, incluyendo la atención psicosocial y grupos de ayuda.", concluye.

Por lo que se refiere a los resultados en salud para DA, "no están bien definidos", asegura Piedad López Sanchez, farmacéutica del Hospital de Tomelloso (Ciudad Real) y miembro del grupo de trabajo de enfermedades inflamatorias inmunomediadas de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH). La experta asegura que "faltan criterios de gravedad y seguimiento estandarizados que incluyan la voz del paciente (uso reducido de PROS, por sus siglas en inglés) lo que, a fecha de hoy, dificulta un buen control de la enfermedad.

Alrededor de 30.000 personas padecen dermatitis atópica (DA) grave en España1 "y para estos pacientes, aún quedan muchas necesidades por cubrir", matiza Candela Calle, vocal de la Junta Directiva de Sociedad Española de Directivos de la Salud, SEDISA, de ahí la importancia de iniciativas como ViDA, "que nos ha ayudado a detectar las numerosas oportunidades de mejora para optimizar el manejo de la DA tanto antes como después de su diagnóstico y mejorar la vida de las personas afectadas y que nos sirva de punto de partida para transformarlas en soluciones".