Expertos y asociaciones de pacientes advierten de que hay 20.000 casos de hepatitis C en España sin diagnosticar

Archivo - Recreación del virus de la hepatitis C.
Archivo - Recreación del virus de la hepatitis C. - BRUCE BLAUS / WIKIMEDIA - Archivo
Publicado: lunes, 20 mayo 2024 17:26

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Sociedades científicas y asociaciones de pacientes se han unido en una campaña, liderada por la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), han advertido de que hay 20.000 casos de hepatitis C en España sin diagnosticar.

Lo han hecho con motivo de la 'European Testing Week', una semana de concienciación que trata de movilizar hasta el próximo 27 de mayo los esfuerzos en toda Europa para la detección, tratamiento y prevención (#TestTreatPrevent) de las hepatitis virales, el VIH y las ITS.

La campaña, en la que han participado 17 organizaciones implicadas en la eliminación de la hepatitis C en España, informa de los factores de riesgo y de algunos falsos mitos sobre el diagnóstico y el tratamiento de la hepatitis C, y anima a hacerse la prueba a todas las personas que tengan dudas sobre su estado serológico. Todos los materiales de la campaña, que cuenta con la colaboración de Gilead, han sido recogidos en la web 'xhyxc.es'.

La comunicación cuenta con el testimonio de cuatro personas que fueron diagnosticadas de hepatitis C en momentos diferentes de los últimos 30 años y que alientan a las personas con dudas a hacerse la prueba "porque hoy la enfermedad se cura", explican, e inciden además en que no solo desde el punto de vista del bienestar físico, sino también emocional y social, "merece la pena".

Según el hepatólogo Manuel Romero, presidente de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), "la historia de la hepatitis C en España es un sueño hecho realidad". "Nunca pudimos pensar en poder curar una enfermedad crónica en apenas tres meses y que esto impactara de tal modo en la calidad de vida de las personas", ha dicho.

Los materiales de campaña inciden mucho en malentendidos o falsos tópicos sobre el diagnóstico y tratamiento de hepatitis C como "no necesito el tratamiento hasta que no empiece a sentirme mal"; "he oído que el tratamiento de la hepatitis C es muy largo, tiene un montón de inyecciones, provoca agotamiento físico y requiere de una biopsia del hígado"; "para recibir el tratamiento, tendría que haber dejado de beber alcohol y consumir drogas, y no lo he hecho"; "me he infectado de nuevo de hepatitis C, por lo que no puedo recibir el tratamiento por segunda vez" o "una vez curado, ya no puedo reinfectarme".

Todas estas informaciones, insisten, son erróneas y, además, pueden estar disuadiendo o desanimando del diagnóstico y el tratamiento. La realidad es que la hepatitis C cursa sin síntomas en la mayoría de los casos; no es posible alcanzar la inmunidad, por lo que la reinfección sí es perfectamente posible; la enfermedad se diagnostica con un simple análisis de sangre o muestra de fluido oral, y los tratamientos actuales son eficaces, de corta duración (de 8 a 16 semanas), presentan pocos efectos adversos y son fáciles de seguir.

RETOS PENDIENTES PARA LA ELIMINACIÓN

"Sin embargo, aunque tenemos los deberes muy avanzados, no están terminados", explica el doctor Romero, que espera que esta campaña suponga "un paso más" hacia un logro que no duda en calificar de gran "gran hazaña colectiva" y "éxito histórico sin precedentes", pues se trataría de la primera vez en que se elimina en apenas tres décadas una enfermedad infecciosa para la que no existe vacuna.

Para lograrlo, los especialistas consideran fundamentales dos estrategias: el cribado oportunista por edad, que actualmente solo se desarrolla o está contemplado en unas pocas CCAA, como Galicia, Cantabria o Andalucía, y que debería extenderse a toda España, para lo cual el abaratamiento diagnóstico que permite el pooling de muestras (técnica utilizada durante la COVID19) representa una gran oportunidad; y la búsqueda activa de casos en población vulnerable que habitualmente no accede al sistema sanitario: personas sin hogar, usuarios de drogas por vía parenteral.

Extendiendo el cribado oportunista por edad en toda España y avanzando en la detección de casos en la población vulnerable, la AEEH considera una previsión "más que razonable" la desaparición de este problema de salud pública en España "a muy corto plazo, en dos-tres años", dicen desde la AEEH.

Contador