Publicado 22/09/2020 12:43CET

Expertos apuntan que la obesidad está relacionada con el cáncer diferenciado de tiroides de tipo papilar

Tiroides en el embarazo
Tiroides en el embarazo - QUIRONSALUD - Archivo

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Expertos del Hospital La Luz han apuntado que diversos estudios han relacionado la obesidad con el cáncer diferenciado de tiroides de tipo papilar. Este tipo de tumor es más frecuente en mujeres con edades comprendidas entre los 30 y 50 años. Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en España 5 casos/100.000 en mujeres y 1,9/100.000 en hombres.

El cáncer de tiroides es la neoplasia endocrina más frecuente. Su incidencia ha ido incrementándose en los últimos 20 años y el motivo, según los expertos, es difícil de evaluar, pero se relaciona con factores ambientales (exposición a radiaciones ionizantes), factor etiológico más reconocido, especialmente si la exposición tiene lugar en la infancia, nutricionales (dieta baja en Yodo).

"Debido a la mejora en la resolución de las técnicas diagnósticas actuales y el incremento de exploraciones radiológicas cada vez encontramos más cánceres tiroideos en estadios más iniciales y generalmente con tamaños inferiores a 1 cm", explica la doctora María Luisa de Mingo, jefa de Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital La Luz.

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) afirma que la mayoría de los nódulos tiroideos son benignos, pero la única forma de tener certeza es analizando las células del mismo. El síntoma más frecuente del cáncer de tiroides es la aparición de un bulto en la parte anterior del cuello, que puede ser visible o palpable.

"Por lo general, se presenta como un nódulo tiroideo, que es una lesión dentro del tiroides, demostrado por ecografía cervical y la punción del nódulo sospechoso (PAAF, punción aspiración con aguja fina)", detalla la doctora de Mingo.

Una vez confirmado el diagnóstico, se remite a un equipo quirúrgico experto y tras la cirugía, dependiendo de cada caso, se decidirá si el paciente precisará completar tratamiento con la administración de radioyodo oral.

Para el doctor Carlos Durán, jefe de Servicio de Cirugía General y del Aparato digestivo del Hospital La Luz, cuando se ha diagnosticado un cáncer de tiroides, en la mayoría de los casos la indicación apropiada es quirúrgica. "Por lo general, se plantea una tiroidectomía total (resección de la glándula tiroides), aunque en algunos casos de tumor papilar pequeños, se puede plantear una hemitiroidectomia (extirpación de uno de los lóbulos) y seguimiento estrecho posterior", agrega.

La intervención se realiza con anestesia general "y por medio de una incisión en la cara anterior de la base del cuello se extraen los ganglios linfáticos para su análisis histológico (linfadenectomía de los ganglios)", asevera Durán.

Para leer más