Publicado 17/06/2021 14:08CET

Experto dice que la adherencia a la terapia no puede garantizarse en pacientes crónicos sin una atención mutidisciplinar

Archivo - Mujer madura tomando una pastilla. Menopausia. Fármaco.
Archivo - Mujer madura tomando una pastilla. Menopausia. Fármaco. - FIZKES - Archivo

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La adherencia al tratamiento no puede garantizarse en pacientes crónicos sin una intervención multidisciplinar y coordinada, según ha asegurado el médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y vocal del Comité Científico del Grupo OAT, Emilio Márquez.

Y es que, la adherencia es un problema multifactorial y que afecta a las diferentes dimensiones de la vida del paciente, por lo que teniendo en cuenta la relación que este tiene con cada profesional sanitario, hoy en día la adherencia no puede garantizarse sin una intervención de forma multidisciplinar en la que se incluyan médicos, enfermeros y farmacéuticos.

"Los médicos por sí solos no somos capaces de incrementar la adherencia terapéutica. Se necesita la intervención multidisciplinar de otros profesionales sanitarios como personal de enfermería o farmacéuticos comunitarios. Estos profesionales tienen capacidades para mejorarlo y disponen de la formación y un mayor tiempo para implementar con los pacientes, sobre todo incumplidores, las diferentes estrategias que han demostrado que favorecen la adherencia", ha subrayado el doctor Márquez.

Así, prosigue, si tras iniciar un tratamiento farmacológico, sobre todo en crónicos, el médico no lo previene, el paciente tiene muchas más posibilidades de ser mal adherente, y más teniendo en cuenta si el régimen terapéutico es complejo y múltiple. "Por ello, este profesional debe conseguir una buena relación médico-paciente, establecer medidas para evitar los olvidos, simplificar el tratamiento al máximo e individualizar en cada paciente de forma coordinada con los otros profesionales las estrategias a desarrollar con ellos", ha comentado el doctor Márquez.

En este sentido, la directora de Innovación, Formación y Relaciones Institucionales del*Consejo General de Colegios Farmacéuticos (CGCOF) y vocal del Comité Científico del Grupo OAT, Natividad Calvente, considera que el farmacéutico comunitario es el "primer profesional" que puede ser consciente de la falta de adherencia al tratamiento de los pacientes, además de otros aspectos relacionados con la medicación, como la aparición de efectos adversos.

"El farmacéutico es el profesional sanitario que está más en contacto con el paciente porque este acude a recoger su medicación a la farmacia comunitaria, pero no podemos olvidar que dicho paciente debe tener una atención sanitaria multidisciplinar donde intervengan diferentes profesionales. La coordinación entre estos tiene que ser un punto importantísimo para realizar un abordaje integral, pues de otra manera, la atención no sería todo lo completa que tendría que ser para atajar el problema de falta de adherencia", ha detallado.

Al mismo tiempo, la directora de Enfermería del Hospital Clínico San Carlos (Madrid) y también vocal del Comité Científico del Grupo OAT, Encarna Fernández, ha coincidido tanto con el doctor Márquez como con Calvente en que el trabajo multidisciplinar es fundamental. "Si en el seguimiento de un paciente es necesario el trabajo en equipo multidisciplinar, a la hora de fomentar la adherencia es imprescindible", ha enfatizado.

Para esta experta, cada profesional aporta su conocimiento, y en base a eso, se puede determinar cuál es la necesidad que va a tener el paciente. Además, Fernández hace especial hincapié en que es necesario contar con el paciente, pero también con la familia o cuidador, para así tomar decisiones consensuadas, porque ante un objetivo común, que es mejorar la adherencia, las estrategias tienen que ser comunes y unificadas, siempre teniendo en cuenta la opinión y las necesidades de cada paciente.

"En este equipo multidisciplinar, las enfermeras/os juegan un papel muy importante, ya que nuestro cuerpo de conocimiento favorece la valoración integral del paciente, no solo desde el punto de vista de su enfermedad, sino también desde la dimensión bio-psico-social, analizando aquellos aspectos en los que el paciente gestiona de manera ineficaz algún aspecto de su vida diaria que impida que su adherencia al tratamiento no sea la adecuada. Podemos añadir, que, además, trabajamos muy codo a codo con la familia y la cuidadora principal que es tan importante en el paciente crónico", ha destacado la directora de Enfermería del Hospital Clínico San Carlos.

Sin embargo, todavía queda "mucho trabajo" por hacer para que la multidisciplinariedad sea una realidad en el Sistema Nacional de Salud (SNS), y en esta línea, para Calvente uno de los retos en relación a este aspecto de la asistencia es mejorar los sistemas de coordinación entre la farmacia comunitaria con el resto de profesionales sanitarios.