Publicado 05/07/2021 09:47CET

Experto cree que los inhaladores con HFC deberían ser sustituidos por otros menos contaminantes

Jose maria echave
Jose maria echave - QUIRONSALUD

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, José María Echave-Sustaeta, ha comentado que los inhaladores con hidrofluorocarbonos (HFC), unos gases con un gran impacto en la producción de efecto invernadero, deberían ser sustituidos por otros menos contaminantes.

Y es que, los HFC producen un calentamiento 1.400 veces mayor que el dióxido de carbono (CO2). En este sentido, el doctor ha detallado que los inhaladores de dosis medida (MDI) como el 'Ventolín' utilizan el HCF para su funcionamiento. "Puede parecer que el HFC que pueda contener un Ventolín puede ser pequeño, pero emite una cantidad similar de gases de efecto invernadero que un viaje de 300 kilómetros en automóvil", ha explicado.

En España se consumen alrededor de 34 millones de inhaladores cada año y la mitad: 16 millones son MDI. Su impacto sobre la huella de carbono y el calentamiento global equivale a lo que producen en un año 200.000 vehículos que recorren 20.000 kilómetros al año o unos 13.000 vuelos Madrid-Londres.

Frente a los MDI, hay otros inhaladores que son los de polvo seco y los de niebla fina que tiene un impacto sobre la huella de carbono cerca de 40 veces inferior. "Cualquier paciente asmático o con EPOC que pueda realizar una inspiración lenta que dure más de tres segundos sería susceptible de cambiar su inhalador de dosis medida por otro inhalador que no favorezca tanto el calentamiento global", ha dicho el experto.

Probablemente, prosigue, los únicos que pueden tener dificultades para usar inhaladores diferentes a los MDI, serían los niños y ancianos, en los que puede ser necesario usar cámaras de inhalación para optimizar el tratamiento. "La gran mayoría del resto de los pacientes podrían usar dispositivos de polvo seco y niebla fina, con mucho menos impacto ambiental", ha añadido.

Si un médico sustituyera cada semana un MDI por un inhalador menos contaminante, a los 2 años el beneficio obtenido sobre el calentamiento global equivaldría a sacar de la circulación a 12 automóviles que circularan 20.000 kilómetros al año cada uno.

"El cambio de un tipo de inhaladores a otro no aumentaría el coste de las terapias porque en España, a diferencia de otros países europeos, los inhaladores con HCF y sin este gas que tengan los mismos principios activos tienen el mismo precio", ha explicado Echave-Sustaeta.