Actualizado 28/05/2020 12:13:29 +00:00 CET

Experto cree que la capacidad de detección puede tener más peso para el cambio de fase que el número de casos

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

El portavoz señala que Baleares tiene esa capacidad y que "tendría que estar bien valorado por parte del Ministerio"

PALMA DE MALLORCA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Comité de Enfermedades Infecciosas, Javier Arranz, ha considerado este jueves que la capacidad de detección de nuevos casos de coronavirus puede tener más peso en la decisión del Ministerio de Sanidad para el cambio de fase que el número de casos positivos.

Así lo ha expresado Arranz este jueves en una rueda de prensa en la que ha actualizado los datos la situación del COVID-19 en las Islas. En este sentido, ha señalado que Baleares tiene esa capacidad de detección y que "tendría que estar bien valorado por parte del Ministerio".

El portavoz sanitario ha indicado que el archipiélago "está en un buen punto" y que los casos están "controlados". "Lo que valora Madrid es tener la capacidad de hacer la detección, no solo piden números de casos, sino tener personas dedicadas a hacer esa detección", ha explicado.

Respecto a los cambios de fase que ya ha realizado el archipiélago, Arranz ha señalado que "no ha habido repuntes importantes" y que "parece que este cambio de fase no está afectando".

Por otra parte, el portavoz ha insistido en la importancia de pasar la cuarentena en caso de haber mantenido contacto con una persona contagiada por el virus.

"Si la trasmisión comienza a ser muy frecuente y a muchas personas nos quedaremos estancados o iremos hacia atrás", ha recordado, a la vez que ha indicado que "la mayor parte de personas de las Islas son susceptibles a la enfermedad, por lo que un gran porcentaje se puede contagiar".

LA SITUACIÓN EN MENORCA

Respecto a los más de quince días sin contagios en la isla de Menorca, Arranz ha destacado que se trata de una buena información pero que sería más conveniente esperar 28 días para estar "más tranquilos".

"Si Menorca fuera una isla cerrada al mundo podríamos estar tranquilos, pero cuando empiece a llegar más gente de otros sitios puede hacer que haya trasmisión", ha recordado. No obstante, ha indicado que "la situación general es buena en la isla" y ha señalado que "se aproxima a una situación perfecta".