Publicado 18/02/2020 18:09CET

Experto celebra los controles de acceso obligatorios en casas de apuestas pero pide más restricciones

Un cartel que dice '¡Fuera las casas de apuesta de nuestros barrios!' en el cierre de un local de apuestas de la Calle Bravo Murillo, en Madrid (España) a 21 de enero de 2020.
Un cartel que dice '¡Fuera las casas de apuesta de nuestros barrios!' en el cierre de un local de apuestas de la Calle Bravo Murillo, en Madrid (España) a 21 de enero de 2020. - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El doctor Joaquín Descals, médico psiquiatra en la clínica Triora de Alicante, celebra el control de acceso obligatorio en las casas de apuestas para evitar la entrada de menores y personas con ludopatía, como han puesto en marcha Madrid y otras comunidades autónomas, pero insta a luchar contra su publicidad y contra su proliferación cerca de colegios o institutos.

Este martes entra en vigor en Madrid un Decreto aprobado en mayo del año pasado, que fija como obligatorio el control físico de acceso en los 678 locales de la región. La norma recoge que estos salones "deberán disponer de un servicio de control de admisión situado a la entrada del local, que se encargará de la identificación de cuantos usuarios acudan al establecimiento y al registro de los que accedan al mismo, de manera que ninguna persona pueda entrar al interior del local sin haber pasado obligatoriamente por el servicio de control de admisión".

Asimismo, desde el Gobierno madrileño se está "estudiando" aumentar de 100 a 500 metros la distancia mínima entre salones de juego y colegios en aras a aumentar la protección de los menores. Descals aplaude todas estas medidas, aunque anima a no quedarse solo con estas propuestas y avanzar más allá en las restricciones.

"En los últimos meses y años hemos tenido un aumento tanto en gente que viene a pedir ayuda e información como pacientes. El perfil más frecuente que encontramos en nuestras clínicas es hombre, joven, en torno a los 20 años, y fundamentalmetne el problema tiene que ver con apuestas en salones de juego o Internet. Con la revolución de las nuevas tencologías, hay accesibilidad a las casas de apuestas, lo que atrae más a este perfil de paciente más joven", explica el experto en una entrevista con Europa Press.

En las clínicas de Triora, las consultas relacionadas con juegos de azar tanto en salones de apuestas como juego 'on line', especialmente relacionado con eventos deportivos y promovido con masivas campañas de publicidad, se han visto triplicadas en el último año. Por ello, Descals aboga por medidas más firmes.

"Fundamentalmente, lo más importante es que no estén cerca de colegios, institutos y otros lugares con mucha presencia de niños. Eso es lo principal, ser más restrictivos en este aspecto. Después, por supuesto, viene reducir la publicidad en los diferentes medios de comunicación, que pueden alentar que la gente empiece en las apuestas y, con el tiempo, desarrollen una adicción", argumenta.

Asimismo, pide a las administraciones que apoyen más a los centros que trabajan contra las adicciones, así como campañas masivas para llamar a la concienciación, y que sean similares a las de la lucha contra el tabaco. "Lo que se está haciendo en el tabaco se podría hacer con las ludopatías, para que todos, incluidos las familias y los jóvenes, tomemos coinciencia de que el juego es un riesgo que también involucra más gasto sanitario y social. Tenemos que apoyar otras formas de ocio, entretenimiento y diversión más sanas", insiste.

LA IMPORTANCIA DE LA CONCIENCIACIÓN EN LOS CENTROS DE ADICCIONES

Por otra parte, el especialista en ludopatías detalla cómo es la atención a los jóvenes en centros como el de Triora, en el que se realiza un tratamiento de ingreso de seis a doce semanas, que se continúa posteriormente con un seguimiento a nivel ambulatorio para acompañar a las personas con ludopatía durante todo el proceso, de forma que se mantengan los buenos hábitos adquiridos durante su estancia en el centro.

"Los jóvenes llegan a nuestros centros un poco presionados por su entorno familiar. Vienen en unas condiciones de mucha pérdida económica, muy al límite. Al principio llegan casi obligados por la familia y sin tener todavía mucha conciencia de lo que les pasa. Por eso, el primer paso aquí es trabajar mucho en la concienciación de que sufren un problema. Al final, el tratamiento de una adicción no es solo que no se consuma durante un tiempo, sino también la concienciación", expone Descals.

El especialista persevera en que "lo fundamental" es que tomen conciencia. "Si no saben que les pasa algo, difícilmente podrán hacer lo necesario para cambiarlo. La concienciación es la parte fundamental durante el ingreso en un entorno controlado, donde se cumple la abstinencia. Es necesario que sepan que tienen una enfermedad que requiere tratamiento y que va a requerir cambios a nivel profesional y personal, en relaciones de amistad", apostilla.

Por último, Descals apunta que, por ejemplo, los jóvenes "deben cambiar de círculo de amigos y no estar con aquellos que siguen apostando, ya que el riesgo de recaída es muchísimo mayor". "Tienen que hacer otro tipo de actividades, y tener otras aficiones e intereses. Si no cambia eso, lo van a tener mucho más complicado", concluye.